Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Exposición de arte japonés en Centro Contemporáneo de Quito

Texturas, colores, formas, pero sobretodo conceptos, son elementos que conforman ‘Passage to the future’, una exhibición de arte contemporáneo que reúne pinturas, esculturas, fotografías y videos de 11 artistas japoneses, informa Diario El Comercio.


Publicidad

La muestra, que se exhibe en el Centro de Arte Contemporáneo de Quito (antiguo Hospital Militar), es efectivamente un “pasaje”. En ella, no solo se proponen nuevas formas para pensar y disfrutar el arte, sino que se conjugan la tradición milenaria con el vértigo contemporáneo, produciendo así piezas sorprendentes, cargadas de identidad.

Así, en obras como ‘Please wash away’, del artista Miyuki Yokomizo, el consumismo es llevado a su más exagerada crítica al crear una instalación con cientos de jabones dispuestos a manera de paneles; el espectador puede ingresar dentro de la obra, como si se tratase de una ducha. Por sí sola, la obra de Yokomizo es la representación de la realidad contemporánea: la asepsia actual, ¿necesita tanto jabón para llegar a cumplir su cometido ?

Junto a la crítica al consumismo, la exposición de arte japonés también constituye un espacio para generar nuevas lecturas del arte. Ejemplo de esto es la serie de cuatro fotografías de Katsuhiro Saiki, en las que se capturan imágenes del cielo. Lo novedoso de esta serie es el hecho de que, mientras una obra se encuentra colgada en la pared, las otras tres se encuentran asentadas sobre el piso. Para Ileana Viteri, catedrática de arte de la Universidad San Francisco de Quito, la manera en la cual se ha concebido la exposición de las obras de Saiki permite mirar desde otra óptica. “Normalmente solemos ver a las obras de arte colgadas en la pared. Obligar a ver una obra echada en el suelo, conlleva al visitante a cambiar su manera de apreciar el arte”, enfatiza la experta.

La propuesta nipona que en estos días se puede ver en Quito es una invitación a relacionarse con la estética de lo mínimo, de lo asimétrico, de la poesía visual que se alimenta de lo ancestral y de lo que viene. Al posarse frente a un cuadro, una escultura o mirar atentamente alguno de los dos videos que se proyectan es inevitable reconocer la marca japonesa: sutil, innovadora, plácida y vibrante a la vez.

Viteri explica que el arte contemporáneo “no se cierra sobre una hegemonía de tendencias”. La libertad en el uso de conceptos, formas, recursos, soportes… son puntos clave que ayudan a entender lo que el artista pretende. “Uno de sus planteamientos (del arte contemporáneo) podría ser privilegiar el instante, el momento; y condensar en ese momento toda la intención emocional, intelectual, conceptual de la obra”.

Es así que en un recorrido por la muestra, Viteri destaca que pese a ser muy sutil en su presentación, cada una de las obras demuestra un manejo de técnicas muy sofisticadas. “Aquí impacta el material utilizado porque eso forma parte de la forma en la cual se entiende al mundo”.

La sofisticación y delicadeza a las cuales se refiere pueden ser apreciadas en trabajos como los de Satoshi Hirose. En su ‘Cosmos de Habas’, el artista crea un espacio con habas y mapas escolares arrugados hasta convertirse en pelotas; todos ellos flotando dentro de un cubo acrílico.

Asimismo se puede mirar una versión futurista de una realidad creada por Tetsuya Nakamura. En su obra ‘Relámpago’, Nakamura recrea lo que quizá alguna vez quiso: un vehículo rojo ferrari, cuya curvatura da vida y movimiento al codiciado auto de carreras.

De esta manera, al transitar por los pasillos de la exhibición, obras de gran tamaño como la de Yokomizo comparten el escenario junto a una ‘Japanesse Little Kitchen’, de Tabaimo, en la cual la tradición arquitectónica japonesa se conjuga con elementos de la tecnología de vanguardia del país nipón. Y es que en esta miniescultura de Tabaimo, lo que parecen las paredes de una pequeña casa al más puro estilo japonés en realidad son tres minipantallas en la que se proyectan gráficos de una familia en sus quehaceres domésticos, pero de manera bizarra.

En ‘Passage to the future: Art of a New Generation in Japan’ los 11 artistas muestran una sociedad que se remite a las formas de siempre, pero que también es la sociedad de consumo, la de hoy…

Los detalles de la exhibición en el Museo de Arte Contemporáneo

‘Passage to the future’ se exhibe en el Centro de Arte Contemporáneo (antiguo Hospital Militar). La entrada es gratuita.

La muestra permanecerá abierta hasta el 31 de julio del 2011.

El horario de visita se extiende desde 09:00 hasta las 16:30.

En la muestra participan 11 de los más destacados artistas japoneses contemporáneos. Se trata de muestra de vanguardias.

The Japan Foundation es la encargada de llevar esta muestra itinerante, con más de cinco años de recorrido por el mundo.

La visión de los artistas se expresa a través de la pintura, la fotografía, el video/animación, la escultura y la instalación.