Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Exposición de Picasso en San Francisco

Pablo Picasso solía afirmar que él era el “mejor coleccionista de Picasso”. Solía quedarse con piezas que le gustaban especialmente o tenían un gran significado íntimo. Se negaba a sacarlas a la venta o entregarlas o sus marchantes.


Publicidad

La colección privada del artista, integrada por 500 obras, está depositada en el Museo Nacional de Picasso de París (Francia), fundado en 1985 y ubicado en el edificio barroco del antiguo Hotel Salé. Desde hace varios años el inmueble está de reformas para adaptarse a las normas de seguridad y accesibilidad. Entre tanto no sea reabierto -la fecha anunciada es 2013-, el contenido de la pinacoteca ha sido cedido a otros museos en varias exposiciones itinerantes.

Está en cartel en San Francico (EE UU) la muestra Picasso: Masterpieces from the Musée National Picasso, París (Picasso: Obras maestras del Museo Nacional Picasso, París). La exhibe el Museo De Young.

Desde 1901 hasta 1970

La exposición presenta 150 piezas entre cuadros, esculturas, dibujos y grabados. Están representados todos los periodos artísticos de Picasso, desde sus etapas azul rosa, hastagrandes obras del cubismo y el neoclasicismo. Hay obras datadas en fecha tan temprana como 1901, mientras que las más recientes son de 1970.

Son de especial interés -y demuestran el grado de compromiso de Picasso con algunos de sus cuadros, de los que nunca se planteó desprenderse- los tres retratos de las mujeres con las que el artista cuajó relaciones sentimentales. Cada uno de los retratos es un punto de inflexión y cambio hacia un estilo diferente. En alguna ocasión, Picasso señaló: “Qué desagradable debe ser para una mujer enterarse por mi obra de que ha sido suplantada”.

Marie-Thérèse Walter tenía 17 años cuando se lío con Picasso. La exposición dedica uno de sus apartados a estas tres “relaciones apasionadas”: su primera esposa, Olga Khokhlova, pintada de modo realista en 1918;  Marie-Thérèse Walter, que tenía 17 años cuando se lío con Picasso, tiene formas voluptuosas y suaves volúmenes en un desnudo de 1932 y Dora Maar protagoniza un retrato cubista (1937), informó Diario 20 minutos.