Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fotografías de Ai Weiwei en Nueva York

El Mundo / Ai Weiwei es, hoy en día, un disidente que permanece en silencio; un símbolo entre los presos políticos de la República Popular China; un misterio para medio mundo. ¿Qué ocurrió con él durante los meses de internamiento? ¿Qué le va a ocurrir en los próximos años?


Publicidad

En otra época, la vida de Ai era más sencilla. Eran los años 80 y 90. Por entonces, Weiwei era un chino treintañero que vagabundeaba por Nueva York con una cámara de fotos y retrataba así la vída íntima de la gran ciudad.

Desfiles de moda, lavanderías, edificios de oficinas abandonados, museos, tiendas, fiestas, Robert Frank y Allan Ginsberg, la campaña presidencial de Bill Clinton de paso por Times Square… Ése fue el Nueva York que el artista chino retrató; el mismo que ahora expone en la Asia Society Museum de Manhattan.

La muestra incluye 227 fotografías que mantienen vivo el nombre de Ai Weiwei y que suponen un reencuentro en ausencia (Weiwei tiene prohibido viajar) con Nueva York. Nunca antes, las imágenes habían sido expuestas en la ciudad en la que fueron tomadas. La fotografía, de hecho, ha quedado en un segundo plano en la obra de Ai, que se ha dirigido hacia las realizaciones en gran escala.

Ai también ha cambiado personalemnte. En sus primeros tiempos, trabajaba como retratista callejero. Se sentaba en Times Square y pedía entre 15 y 25 dólares a cada paseante que le contratara por un dibujo.