Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Retratos del renacimiento en Berlín

El 24 de agosto se inauguró una de las exposiciones más esperadas en la activa vida cultural de Berlín: ‘Rostros del Renacimiento’, que presentará más de 150 lienzos, esculturas, grabados e incluso monedas del siglo XV italiano. Esta exposición ha logrado gestionarse con el apoyo del Metropolitan Museum de Nueva York, la Galería Uffizzi de Florencia, el Museo de Louvre de París y la National Gallery de Londres.


Publicidad

El protagonista de la muestra La Dama de Armiño de Leonardo da Vinci, según informó La Jornada.

Se trata de la mayor y probablemente la más importante muestra del desarrollo del arte del retrato, subrayó en rueda de prensa el director general de los museos estatales de Berlín, Michael Eissenhauer.

Este tipo de colaboración internacional permite la discusión y el intercambio, añadió orgulloso Thomas P. Campbell, director del museo neoyorquino.

En la muestra, que podrá visitarse desde el jueves hasta el 20 de noviembre en el Bode Museum de la prestigiosa Isla de los Museos, se exhibirán obras de artistas como Boticelli, Bellini, Pisanello y Ghirlandai, pero sobre todo de Da Vinci, en un espacio de más de mil metros cuadrados.

Custodiado en una vitrina se podrá admirar uno de los cuadros más célebres del pintor italiano, La dama del armiño (1489-90), que hasta la semana pasada se expuso en el Palacio Real de Madrid.

Rostros del renacimiento viajará a finales de noviembre a Nueva York. Sin embargo, no se llevará a la ciudad estadunidense La dama del armiño, el retrato más famoso de Da Vinci después de la Mona Lisa, que sólo permanecerá en Berlín hasta el 31 de octubre antes de regresar al Museo Czartoryski de Cracovia, en Polonia.

Los organizadores esperan recibir más de un millón de visitantes y no descartan tener que ampliar los horarios de apertura. Pero hoy ya advirtieron que para que el público pueda admirar bien los retratos, sólo dejarán entrar a las salas, revestidas de negro, a 300 personas a la vez.