Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Se rescatará carga millonaria de nave hundida por los nazis

En el 2010 la empresa Odyssey fue adjudicada a las tareas de búsqueda del SS Gairsoppa, un carguero británico de 412 pies de eslora y casco de acero del Ministerio de Transporte de Guerra del Reino Unido. Está previsto que este año empiecen las labores de rescate.


Publicidad

La nave cargaba 250 toneladas de plata en lingotes (valorados en 150 millones de euros), cuando fue hundida por un submarino alemán el 17 de febrero de 1941, a unas 300 millas al suroeste de Galway, Irlanda, y a 4.700 metros de profundidad. Ahora el buque ha sido localizado por la compañía cazatesoros estadounidense Odyssey, que, en este caso, ha acordado con el Gobierno británico las condiciones del rescate del barco, como informa un comunicado de Odyssey según publica El País.

Entre las condiciones del encargo, figuraba que Odyssey se quedaría con el 80% de lo rescatado. El 20% restante será para Reino Unido. De confirmarse la carga, se trataría -siempre según la compañía- del mayor transporte de metales preciosos (por volumen) recuperado del fondo del mar.

Los restos de la nave fueron localizados utilizando un sistema sónar montado sobre el barco de investigación ruso RV Yuzhmorgeologiya. Una vez que el sónar arrojó datos que indicaban la posible presencia de la nave, Odyssey envió un vehículo de exploración submarina, que captó vídeo y fotos. Estas imágenes fueron analizadas para identificar el buque. Está previsto que las labores de rescate comiencen este mismo año, indica la compañía.

La empresa Odyssey se dio a conocer en España a raíz de litigo con el Gobierno español por las casi 600.000 monedas de plata y oro (valoradas en 370 millones de euros -más del doble del valor de la carga del Gairsoppa ) que sustrajo en 2007 de los restos de la fragata española Nuestra Señora de las Mercedes, hundida en 1804 en la batalla del Cabo de Santa María, librada frente a las costas de Portugal entre Reino Unido y España.