Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Más de una decena de espacios preparándose para la Bienal de Cuenca

Hoy es el último día intenso de montaje en las tres sedes oficiales de la Bienal Internacional de Cuenca: los museos de Arte Moderno, de la Medicina y Pumapungo, así como en sedes complementarias como el Museo de las Conceptas.


Publicidad

56 artistas expondrán oficialmente en las tres curadurías que conforman la XI edición de la bienal que se inaugurará este viernes 11 de noviembre.

También se alistan más de una decena espacios donde se exhibirán obras y propuestas de la bienal, así como de actividades alternativas o colaterales.

Según Gabriela Sánchez, coordinadora del montaje de la bienal, la instalación de cada trabajo es minuciosa. Por ello se requiere de profesionales en el área de la arquitectura, eléctrica. También de albañiles y artistas plásticos, según publicó diario El Comercio.

Sánchez dice que el montaje se coordina con los curadores de cada espacio. Katya Cazar está a cargo del Museo de Arte Moderno, Agnaldo Farías del Museo de la Medicina y Fernando Castro del Museo de las Conceptas.

Además, existen lugares complementarios como el Salón del Pueblo, la Casa de las Posadas, la Galería del Municipio de Cuenca, la Casa de la Bienal y la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Cuenca.

También hay otros cuatro espacios al aire libre como El Barranco, cerca del río Tomebamba, San Sebastián y una casa particular por definir. Allí, se expondrán cerca de 70 propuestas que participarán en la Bienal. Hay artistas que mostrarán más de una obra.

El arquitecto Santiago Córdova se encargó de construir una suerte de 14 paredes provisionales en los museos de la Medicina, Arte Moderno y de las Conceptas. Él laboró junto al albañil Emilio Sarango y otros tres trabajadores. Dieron mantenimiento y pintaron las paredes. Además, instalaron las paredes provisionales.

En cambio, el ingeniero eléctrico Juan Pablo Cabrera y dos ayudantes se encargaron de las instalaciones de sonido y luminarias en los museos. Una escalera se convirtió en su mejor aliada para llegar a sitios altos como en el Museo de las Conceptas. Allí realizaron instalaciones eléctricas en la parte alta de lo que antes era el cementerio de las religiosas.

Cabrera dice que al montar una obra aprenden sobre el arte. Además, vive la intensidad y nerviosismo que el artista siente. “Es una experiencia única el poder trabajar con artistas de varios países”.

Según la curadora Cazar, hasta este lunes todas las obras tienen que estar listas para que el jurado realice un recorrido este miércoles 8 de noviembre.

El ganador de la Bienal recibirá USD 20 000 y el premio París, que comprende la residencia durante un año en Francia y es otorgado por la Alianza Francesa a los artistas ecuatorianos.