Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Poeta ecuatoriano Humberto Vinueza gana premio Lezama Lima

 


Publicidad

El escritor ecuatoriano Humberto Vinueza se confesó hoy “muy emocionado” por haber recibido el premio José Lezama Lima, que otorga la Casa de las Américas de La Habana (Cuba) por su “Obra cierta”, una antología poética en la que explora temas como la ciudad, la naturaleza, la geografía y el amor.

Vinueza afirmó que el premio, anunciado el jueves, es “muy importante para los poetas latinoamericanos”, pues el reconocimiento también ha sido otorgado en otras ediciones a escritores destacados como el argentino Juan Gelmán o el peruano José Watanabe.

“Obra cierta” es un recorrido por el trabajo del artista desde 1959 hasta el 2006, y lo que une todos los poemas, algunos de ellos inéditos, “es el lenguaje metafórico”, dijo con voz pausada y tranquila el ecuatoriano.

Este escritor, que nació en 1942 en Guayaquil, la ciudad más importante de la costa ecuatoriana, perteneció en los años 60 al grupo de vanguardia cultural Tzántzicos, que a través de la poesía pretendía llegar a las clases más desfavorecidas y marginadas.

“La metáfora está de principio a fin en la poesía”, aseveró el escritor, quien a lo largo de su carrera ha formado parte del consejo editorial de diferentes revistas literarias ecuatorianas como “Pucuna”, “La Bufanda del Sol”, “Letras del Ecuador” o “Eskeletra”.

Pese a que la metáfora es “un lenguaje cifrado”, según Vinueza, “su código crea emociones, aproximaciones a los grandes temas e ideales de la vida, como las derrotas que suelen ocurrir, del éxtasis, hacia el abandono y a la soledad”.

Esos “ideales” conquistaron al jurado de las Casa de las Américas, con versos como “Amar a quien ama la utopía/ significa amar a la utopía misma./Recelar de quien no la ama/ de ti inclusive/ no es recelar de la utopía/ es solo declararse en emergente estado/ de sigilo”.

La Casa de las Américas otorga desde hace 53 años diferentes premios literarios, de gran prestigio en Latinoamérica, mientras que desde 2000 entrega los premios de carácter honorífico José Lezama Lima, de poesía; Ezequiel Martínez Estrada, de ensayo; y José María Arguedas, de narrativa.

Vinueza ha ganado en dos ocasiones el Premio Nacional de Poesía Jorge Carrera Andrade de Ecuador, por el volumen “Alias Lumbre de Acertijo” (1991) y por “Constelación del instinto” (2007).

La reciente premiada antología de Vinueza recorre la vida del escritor desde su juventud y contiene los temas que han marcado su poesía, como “la ciudad y los rasgos permanentes del ser humano”, así como la naturaleza y sus elementos, según dijo.

El agua, expuso el ecuatoriano, es uno de los recursos más presentes en su obra, “porque es un sonido, como el fluido del lenguaje” que se desliza.

La geografía en general, su entorno y especialmente los Andes son temas recurrentes en la obra del poeta de Ecuador, un país que en tan sólo unos 256.000 kilómetros cuadrados tiene paisajes tan dispares como la costa con la marca afrodescendiente, la sierra andina o la selva amazónica.

Vinueza añadió que el amor y desamor, “la relación problemática entre el hombre y la mujer”, también atraviesan sus versos en las diversas etapas de su vida.

Entre su obras más destacadas se encuentran “Un Gallinazo Cantor Bajo un sol de a perro” (1970), “Poeta tu palabra” (1989), “Alias Lumbre de Acertijo” (1990) y “Tiempos Mayores” (2001).

A sus casi 70 años y con el hablar de la experiencia, Vinueza aconseja a los jóvenes poetas “que no se apresuren a publicar”, pues a su juicio, “el quehacer poético es volver después de varios períodos al texto para volverlo a leer y terminarlo”. EFE