Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Arteaméricas de Miami cumple 10 años con Argentina de invitado

Miami (EE.UU.),  (EFE).- Más de medio centenar de galerías participan desde mañana y hasta el próximo lunes en Arteaméricas de Miami Beach, la feria de arte latino más importante del mundo, que en esta décima edición tiene a Argentina como país invitado.


Publicidad

“Estamos orgullosos de cumplir diez años preservando el objetivo de la feria: traer lo mejor del arte latinoamericano y del Caribe” siempre con la voluntad de “crecer y evolucionar”, dijo a Efe Dora Valdés-Fauli, directora de Arteaméricas.

A lo largo de estos años de existencia, la feria ha desarrollado una doble línea de actuación básica: por un lado, respaldar a los artistas emergentes, difundir su obra, y cuidar la vocación latinoamericana con la que nació y “traer a los grandes maestros”.

Uno de los ejes principales de la feria lo constituyen la quincena de galerías argentinas que concurren a la feria, además una veintena de artistas de este país radicados en Miami.

En la oferta de esas galerías hay obras de maestros argentinos tan fundamentales como el pintor, grabador y escultor Antonio Seguí (Córdoba, 1934), afincado en París; o el pintor autodidacta Xul Solar (Buenos Aires, 1887-1963), cuya obra se sumerge en la fantasía y recuerda el arte primitivo rupestre.

Otro artista destacado cuya obra puede verse en Arteaméricas es el venezolano Carlos Cruz-Díez (Caracas, 1923), precursor del movimiento cinético, del que se presenta una instalación a la entrada del recinto ferial, el Centro de Convenciones de Miami Beach.

El programa de este año incluye varias secciones nuevas, como Fotoaméricas, una exhibición de fotografías en la que participan profesionales como el estadounidense Ray Boucher o el cubano Willy Castellanos.

Una iniciativa que repite es “West Encounter East”, que vuelve con una nueva incursión en la herencia y las tradiciones orientales, japonesas, esta vez en los creadores latino-asiáticos brasileños, como Cristina Sá y Takashi Fuskushima.

Las excelentes ventas registradas en la pasada edición reflejan el claro auge del arte latinoamericano, su capacidad, explicó Valdés-Fauli, de atraer a coleccionistas con “ánimo de invertir en arte”.

Los organizadores esperan que más de 20.000 personas pasen por Arteaméricas y se registre de nuevo un buen nivel de adquisiciones, ya que todas las obras expuestas están a la venta y los precios van desde 2.000 a un millón de dólares. EFE

emi/cs/ar

Foto EFE