Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El “Elvis” de Warhol se vende por 37 millones en Nueva York

NUEVA YORK (AP) — La obra de Andy Warhol “Double Elvis (Ferus Type)” fue vendida por 37 millones de dólares, mientras que obras de Roy Lichtenstein y del disidente chino Ai Weiwei rompieron sus propios récords en la subasta de arte contemporáneo del miércoles en Sotheby’s.


Publicidad

“Sleeping Girl” de Lichtenstein, que muestra a una mujer con los ojos cerrados y su cabello rubio ondulado, facturó 44.882.500 dólares.

“Kui hua zi” (“Semillas de girasol”) de Weiwei, una obra con cerca de una tonelada de semillas de girasol en porcelana hechas a mano, alcanzó 782.500 dólares.

Otra de las grandes obras en la subasta del miércoles, “Figure Writing Reflected in Mirror” de Francis Bacon, fue vendida por 44.882.500 dólares. Los nombres de los compradores de las cuatro obras no fueron revelados.

La semana pasada, Sotheby’s vendió “El grito” de Edvard Munch por 119,9 millones de dólares, convirtiéndola en la obra de arte más cara vendida en una subasta.

“La razón de estas ventas récord es muy sencilla: la calidad del material que se ofrece”, dijo antes de la subasta Michael Frahm, un asesor de arte contemporáneo de la firma Frahm Ltd. con sede en Londres. “La clave es la calidad”.

La serigrafía de Warhol muestra a Elvis Presley vestido de vaquero. La casa de subastas dijo que es el primer “Double Elvis” que se vende desde 1995. Warhol produjo una serie de 22 imágenes de Elvis y nueve de ellas están en museos.

La serigrafía de Elvis fue expuesta en la galería Ferus en Los Angeles en 1963, el mismo año que se creó. La obra fue ofrecida por un coleccionista estadounidense privado, que la compró en 1977.

El catálogo de la subasta describe la obra, basada en una fotografía publicitaria de una película, “como la deificación de un santo-guerrero contemporáneo, el ídolo impresionante, preeminente, con un arma mortal como si protegiera el mismo mundo mítico de la celebridad”.