Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Latinoamérica se abre camino en la feria Art Basel

Basilea (Suiza),  (EFE).- Latinoamérica se abre paso en Art Basel, la feria de arte más importante del mundo, que abre hoy sus puertas con la presencia de ocho galerías de la región y proyectos arriesgados que ofrecen la cara más actual del arte latinoamericano.


Publicidad

Art Basel, que fue fundado en 1970 por un grupo de galeristas locales, ha crecido hasta ser la cita artística más importante del momento y por ella pasarán entre hoy y el domingo más de 60.000 artistas, coleccionistas, inversores y aficionados del arte.

Durante tres días, esta ciudad del norte de Suiza con larga tradición cultural se convierte en un gran bazar del arte, en el que los artistas y los galeristas latinoamericanos buscan hacerse un hueco en un momento que se plantea como decisivo para el sector.

Por esta feria pasan los principales marchantes, coleccionistas, inversores y compradores de arte, los de mayor poder adquisitivo del mundo, que acuden para buscar las piezas más codiciadas y para descubrir jóvenes talentos con potencial de futuro.

Orly Benzacar, de la galería bonaerense Ruth Benzacar -que acude por quinta vez a Art Basel- también ve una gran oportunidad y una inversión en esta cita, pero lamenta que los coleccionistas de los países occidentales sean excesivamente conservadores.

“Creo que los inversores del hemisferio norte todavía no entienden que hay una posibilidad de inversión en el mercado latinoamericano”, afirma Benzacar, que reconoce que el momento actual, pese a la crisis, es excelente para hacer negocio.

El buen momento del mercado se extiende a la región, en opinión de Benzacar, que señala que “sería absurdo hacer un Basel latinoamericano, porque el mercado no alcanzaría”, pero que recuerda que hay ferias importantes en Argentina, México y Brasil, que “están constituyendo un circuito ferial en América Latina que, pasito a pasito, se está convirtiendo en interesantísimo”.

Marc Spiegler, director de Art Basel junto a Annete Schonholzer, coincide con Botner en que “es muy difícil generalizar sobre arte latinoamericano” y subraya que “elarte latinoamericano es tan diverso como el arte del resto del mundo”.

Spiegler tampoco ve una especificidad en la nueva generación, lo diferente es que “los jóvenes en toda la región están más en contacto con sus contemporáneos en otras partes del mundo y existe un diálogo internacional entre los artistas de una generación”.

“Los artistas latinoamericanos están trabajando en temas y estéticas que son más internacionales que las de antes”, argumenta.

Uno de esos jóvenes es el mexicano Edgardo Aragón, presente en Art Basel en la sección de “Art Statements” con un trabajo de vídeo en el que narra la vida y muerte de un pueblo de Oaxaca nacido en torno a una pista de avioneta para el transporte de marihuana.

La iniciativa es muy costosa, porque solo la presencia en el recinto de Art Basel cuesta 18.000 dólares, pero José García, director de Proyectos Monclova, defiende la vertiente “más arriesgada” del arte para que el mundo conozca que “están pasando cosas muy interesantes en México desde el punto de vista artístico”. EFE

fpb/cat