Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El arte contemporáneo de Joana Vasconcelos se toma Versalles

París,  (EFE).- El arte contemporáneo de Joana Vasconcelos cierra hoy su primera semana en el Palacio de Versalles con una instalación en sus lujosos jardines y salas que ofrece una buena dosis de humor y crítica en todo un guiño a la cultura portuguesa.


Publicidad

Esta exposición, que podrá verse hasta el próximo 30 de septiembre, expone quince creaciones de la artista portuguesa, que se ha convertido en la primera mujer y la artista más joven ante la que se rinden los majestuosos espacios de Versalles.

"Blue champagne"

“Vasconcelos parte de estereotipos tradicionales de su país y los revitaliza, a la vez con humor, pero también de manera subyacente con una mirada un poco triste”, explica en un comunicado el comisario de la exposición, Jean-François Chougnet.

Los organizadores de la muestra explican que la obra de la portuguesa, que expone regularmente en Portugal y en el extranjero desde 1994, refleja la “apropiación, la descontextualización y la subversión de objetos preexistentes y de realidades cotidianas”.

Así, los gigantescos zapatos de tacón realizados con cacerolas de acero inoxidable que integran su composición “Marilyn” o el sorprendente helicóptero de plumas rosáceas bajo el nombre de “Lilicoptère” son parte de la sorpresa que espera a los habituales turistas que se acercan hasta el Palacio.

No es la primera vez, no obstante, que los suntuosos salones de Versalles se ven ocupados por el arte contemporáneo, pues ya se prestaron a artistas como el estadounidense Jeff Koons en 2008 y al francés Xavier Veilhan el año siguiente.

Para Vasconcelos, según se indica, es un honor tener la oportunidad de exponer en un espacio que a su juicio encarna un espíritu festivo y trágico, y por el que apunta que todavía se pueden escuchar los pasos de María Antonieta.

La exposición se inicia con la instalación “Mary Poppins”, una suerte de animal fantástico tentacular, colgado del techo y realizado con retales y ganchillo, que hace referencia a la cultura popular moderna.

Los visitantes que decidan pasear por los jardines descubren además “Blue Champagne”, una acumulación de botellas de champán iluminadas en su interior, y dos imponentes estructuras de hierro, “Pavillon de Vin” y “Pavillon de Thé”, que reproducen respectivamente el volumen de una jarra de vino y de una tetera.

Nacida en París en 1971, Vasconcelos vive en la actualidad en Lisboa, donde decidió fijar su taller, en el que crea obras a través de las cuales ofrece una visión crítica de la sociedad contemporánea.

La artista dedica además especial atención al tema de la identidad colectiva, en particular en relación al estatus de las mujeres, las diferencias de clase o los nacionalismos.

Su trabajo, en estos más de diez años de visibilidad, no ha estado exento de provocación, como en la obra “A Noiva” realizada para la Bienal de Venecia de 2005, hecha con tampones con los que la artista reivindicaba la feminidad. EFE

mrp/mgr/ea