Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nuevas propuestas piden paso en feria chilena de arte Ch.ACO

Santiago de Chile, (EFE).-El ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, inauguró el 27 de septiembre la cuarta edición de la Feria Chilena de Arte Contemporáneo (Ch.ACO), en la que participan 30 galerías de 11 países y en la que por primera vez tendrán cabida el cine, la moda y la literatura.


Publicidad

La muestra, que se levanta en la Estación Cultural Mapocho con una superficie de más de dos mil metros cuadrados y que se extenderá hasta el 1 de octubre, pretende ser una plataforma de encuentro entre galeristas, artistas consagrados, coleccionistas e instituciones.

“El objetivo principal es vender arte. Lo que queremos es que haya una mejora en el sistema del mercado y de la transacción del arte y que se valoren más las obras de artistas nacionales”, dijo a Efe la directora de Ch.ACO, Irene Abujatum.

Abujatum explicó que en el lugar los visitantes podrán encontrar obras de entre 40 mil pesos (unos 84 dólares) y 10 millones de pesos (unos 21 mil dólares).

“En esta feria vamos a ver mucho arte joven, será una edición más fresca y arriesgada”, añadió la directora del evento que se manifestó confiada de recibir más de 50.000 visitantes.

Explicó que en esta cuarta edición se ofrecerán doce mesas de diálogo que girarán en torno a nuevos ejes temáticos como los nuevos sistemas de lectura, la recuperación de archivos fotográficos y cine experimental y su circulación en el arte contemporáneo, así como la proliferación del libro en las vanguardias actuales.

En sus tres años de funcionamiento, la Feria Chilena de Arte Contemporáneo se ha convertido en una plataforma de educación, producción, proyección, comercialización y difusión de las artes visuales más importantes de Chile, en opinión de sus organizadores.

Chile no está muy bien posicionado a nivel de arte contemporáneo, la feria sí. Lo que queremos es que vengan intelectuales que presenten sus proyectos y se interesen por los trabajos de artistas chilenos”, enfatizó Abujatum.

Galerías de Argentina, Brasil, Uruguay, México, Colombia, Ecuador, Perú, Estados Unidos, España, Francia y Chile exhibirán sus últimas tendencias artísticas en esta cuarta muestra que tuvo una visita sorpresa: el fotógrafo estadounidense Spencer Tunick que el 30 de junio del 2002, frente al museo de Bellas Artes, en Santiago, captó con su lente a más de 4.000 chilenos desnudos.

Una de estas creaciones es la del polifacético Francisco Papasfritas, un transgresor artista chileno que presenta por vez primera en una feria de arte su trabajo “Bulimia mental”, una denuncia a la condición “invasiva” de la publicidad en el arte.

En sus lienzos se pude observar desde un retrato del presidente del Gobierno chileno, Sebastián Piñera, bajo el lema “Esto no es un presidente”, hasta una imagen del dictador chileno Augusto Pinochet caracterizado como una marioneta movida por Milton Friedman, uno de los padres del neoliberalismo.

“Este proyecto se trata de poder vomitar el consumo constante de publicidad y de la información mediática que va malformando la construcción cultural y de la conducta de la sociedad en general”, argumentó Papasfritas.

El artista chileno se mostró sorprendido de la “buena recepción” que tuvo su obra en la primera jornada de la feria, si bien no cree que este evento sea una plataforma para su carrera artística.

Otra de las propuestas destacadas es la del brasileño Fernando de la Rocque. Desde 2007, este artista de Río de Janeiro busca provocar al público con sus dibujos de temática erótica.

En el Ch.ACO decidió forrar tres paredes con sus dibujos y permitir que los visitantes pueden pintar las figuras eróticas con rotuladores de colores.

“Este dibujo cuando se ve de lejos no se percibe como lo que realmente es de cerca: una escena erótica. La intención es aproximar las personas al erotismo”, puntualizó el artista.

La muestra, denominada “Diálogos entre Valparaíso y San Francisco, dos ciudades puente”, exhibe documentales de autores estadounidenses como la fotógrafa experimental Martha Rosler, el artista digital Chip Lord y el escultor Joe Hawley, así como de los chilenos Raúl Zurita, Enrique Ribera y Juan Downey, entre otros.

vmc/mc/jrh

Un visitante conversa con un hombre sin piernas que simula ser aplastado por una apisonadora en una instalación del artista chileno Sebastián Errazuriz