Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sheldon gana otra vez el Emmy

LOS ANGELES (AP) — Julia Louis-Dreyfus ganó el domingo su segundo Premio Emmy consecutivo a la mejor actriz de comedia por su papel de una ambiciosa política segundona en “Veep” y Jim Parsons se llevó el honor al mejor actor de comedia por “The Big Bang Theory”.


Publicidad

“Es tanta mi suerte que casi no lo puedo soportar”, dijo Louis-Dreyfus. “Estoy muy agradecida de tener la oportunidad de hacer reír a la gente. Es un modo alegre de ganarse la vida”.

Parsons había ganado el mismo premio en 2011 y 2010 por su papel de científico nerd.

“Mi corazón, ay mi corazón. Quiero que sepan que estoy muy consciente de lo extremadamente afortunado que soy”, expresó.

Merritt Wever de “Nurse Jackie” ganó el primer premio de la noche, a mejor actriz de reparto en una serie de comedia — uno por el que la estrella colombiana de “Modern Family” Sofía Vergara competía por cuarta ocasión.

“Muchas gracias. Muchísimas gracias. Me tengo que ir. Adiós”, fue el breve discurso de aceptación de Wever, quien estaba evidentemente sorprendida.

“Merritt Wever, el mejor discurso de la historia”, dijo después el anfitrión de la ceremonia, Neil Patrick Harris.

Entre bambalinas, la actriz se disculpó: “Lamento que no le agradecí a nadie. Iba a ponerme a llorar”.

Tony Hale de “Veep” obtuvo el trofeo al mejor actor de reparto en una comedia, una categoría que en años recientes han ganado los hombres de “Modern Family”.

“Esto es de infarto, de infarto”, dijo Hale.

Robin Williams ofreció el primero de cinco homenajes que se agregaron al tradicional “in memoriam”.

“Jonathan Winters fue mi mentor”, dijo Williams del difunto actor y comediante. “Se lo dije y me dijo, ‘Por favor, prefiero ídolo”’.

Harris dio inicio a la velada con la ayuda — y el acoso — de anfitriones del pasado que incluyeron a Jimmy Kimmel, Jane Lynch y Conan O’Brien. Cuando empezaron a reñir, la cámara mostró un primer plano de Kevin Spacey, nominado a mejor actor de drama por la serie de Internet “House of Cards”.

“Todo está saliendo de acuerdo con mi plan. Me prometieron que yo sería el anfitrión este año y se echaron para atrás”, dijo Spacey, imitando el complot político que su personaje tramó en la serie digital.

Todos los ojos estaban sobre “House of Cards” de Netflix. El thriller político, el primer programa en línea que compite por el máximo premio, es parte de una explosión en el mundo del video que ha sumado servicios de streaming como Netflix y YouTube a las tradicionales emisiones por televisión abierta, cable y televisión satelital.