Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La intensa vida y obra de Álvaro Mutis

BOGOTA (AP) — A pesar de las dificultades que enfrentó, entre ellas tres años en un siniestro penal mexicano, Alvaro Mutis Jaramillo logró brillar intensamente en la literatura, desarrollando una extensa obra de novelas y poesía que le granjeó gran cantidad de galardones.


Publicidad

Mutis falleció el domingo en México, informó el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. Tenía 90 años.

En unas breves declaraciones a la emisora local Caracol Radio en agosto pasado, el escritor se mostró feliz por haber arribado a esa edad y por los homenajes de sus amigos a su obra.

“Me siento mejor, ahí vamos”, afirmó cuando se le preguntó por su salud.

Nacido el 25 de agosto de 1923 en Bogotá, Mutis gozó de amplia popularidad fuera de Colombia y fue considerado por la crítica como uno de los más sobresalientes poetas y narradores de su generación, después de su buen amigo Gabriel García Márquez, premio Nobel de Literatura en 1982.

Vivió hasta los nueve años (aunque existen versiones de que hasta los 11) en Bruselas, a donde llegó cuando tenía dos junto a su padre, el entonces embajador Santiago Mutis Dávila, y su madre Carolina Jaramillo. Esta ejerció gran influencia sobre el escritor tras el fallecimiento de su padre en la capital belga.

Mutis joven.

Mutis joven.

Cuando sólo tenía 18 años, contrajo matrimonio con Mireya Durán Solano en 1941, con quien tuvo tres hijos: María Cristina, Santiago y Jorge Manuel.

Tras su divorcio se casó por segunda vez con María Luz Montané, en 1954, de cuya unión nació María Teresa.

El escritor viajó a México en 1956 con cartas de recomendación del cineasta español Luis Buñuel y del productor de televisión mexicano Luis de Llano Palmer, quedándose a vivir en la capital de ese país.

Tres años después de su llegada a territorio mexicano pasó 15 meses detenido en la cárcel de Lecumberri, en la Ciudad de México, tras hacerse efectiva una demanda en su contra por malversación de fondos en la multinacional norteamericana Esso, en la que laboró como jefe de relaciones públicas.

Después de esta experiencia nació el “Diario de Lecumberri”, en 1959, uno de sus primeros libros de narrativa en el que cuenta sus vivencias durante el encierro y la soledad en el penal mexicano, de muy mala fama y en la actualidad transformado en el Archivo General de la Nación.

En la prisión conoció aspectos ocultos de algunos siniestros personajes encerrados allí, situaciones que plasmó en tres relatos: “Antes que cante el gallo”, “Sharaya” y “La muerte del estratega”.

El mismo Mutis aseguró que la reclusión en Lecumberri fue “una lección que nunca olvidaré sobre los estratos más intensos y profundos del dolor y del fracaso”.

La extensa obra del autor, según la crítica, se distingue por una rica e interesante mezcla de narrativa y lírica. Su personaje más afamado fue Maqroll el Gaviero, un misterioso marino que siempre rondó la frontera de la ilegalidad y que aparece en varias de sus obras.

Su adolescencia transcurrió entre el billar y las clases de literatura del poeta colombiano Eduardo Carranza, en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario en Bogotá, uno de los más antiguos de Colombia.

Un día antes del llamado “Bogotazo” —un período de desórdenes en la capital colombiana tras el asesinato del político Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948_, Mutis lanzó su primera obra: “La Balanza”, un cuadernillo de poesía de 200 ejemplares que publicó en compañía de su amigo Carlos Patiño Roselli e ilustrado por Hernando Tejada.

Mutis trabajó como locutor, ejecutivo cinematográfico, actor de radio, columnista de algunos periódicos colombianos, jefe de una empresa de publicidad y como jefe de relaciones públicas de la empresa de aviación Lansa, firma que en un principio operó en la costa Caribe colombiana.

Tras jubilarse en 1988 se dedicó por entero a leer y escribir. La obra de Mutis en el género narrativo comprende: “Diario de Lecumberri” (1959); “La mansión de Araucaima” (1973); “La verdadera historia del flautista de Hammelin” (1982); “Empresas y tribulaciones de Maqroll el gaviero”, que comprende las novelas “La nieve del Almirante” (1986), “Ilona llega con la lluvia” (1988), “Un bel morir” (1989) y “La última escala del tramp steamer” (1989), “Amirbar” (1990), “Abdur Bashur, soñador de navíos” (1990) y “Tríptico de mar y tierra” (1993), entre otras.

Mutis y su amigo García Márquez.

Mutis y su amigo García Márquez.

En poesía publicó “La balanza” (1948), “Los elementos del desastre” (1953), “Reseña de los hospitales de ultramar” (1958), “Los trabajos perdidos” (1964), “Summa de Maqroll el Gaviero” (1973), “Caravansary” (1981), “Los emisarios” (1984), “Crónica regia y alabanza del reino” (1985), “Un homenaje y siete nocturnos” (1987) y “Pamiela” (1987).

Escribió también tres ensayos sobre periodismo y siete antologías de poesía. Durante su trayectoria literaria fue galardonado con el Premio Nacional de Letras de Colombia en 1974, el Premio de la Crítica de Los Abriles en México en 1985, el Premio Médicis Étranger en Francia en 1986, y la Orden de las Artes y las Letras en el grado de Caballero del mismo país, entre más de una veintena.

En 1997 fue honrado en España con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras y en 2001 recibió el Premio Cervantes de Literatura.
___
En esta fotografía de archivo del domingo 25 de noviembre de 2007, el escritor colombiano Alvaro Mutis sonríe durante un homenaje en su honor en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México. Mutis falleció en México el domingo 22 de septiembre de 2013. (Foto AP /Guillermo Arias)