Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“La fiesta del Chivo” va a la televisión

Los actores Julio Bracho y Eileen Moreno interpretan a Trujillo y a Mariana.

MEXICO (AP) — Ahora que “La fiesta del Chivo” será llevada a la televisión como una serie, el Nobel de literatura Mario Vargas Llosa prefiere mantenerse al margen.


Publicidad

“Sólo una vez intervine en la redacción de un guion basado en una obra mía, y mi participación fue tan desastrosa que me juré nunca más repetir la experiencia”, dijo el escritor peruano a The Associated Press en un correo electrónico. “(Esa promesa) la he cumplido religiosamente”.

En días recientes la cadena mexicana Televisa y la colombiana RTI anunciaron que estaban grabando en Colombia la teleserie “El Chivo”, basada en la obra de Vargas Llosa que retrata la dictadura de República Dominicana.

Aunque muchos pudieran pensar que todo autor desea mantener el control absoluto de su obra, para Vargas Llosa “es bueno en los casos de adaptación al cine o a la pequeña pantalla … que el guionista y el director trabajen con la misma libertad que tuvo el autor cuando escribió la novela”.

Explicó que, “salvo en casos excepcionales”, no interviene en este tipo de gestiones, y que la de “El Chivo” se realizó directamente a través de la Agencia Literaria Carmen Balcells, de Barcelona, que lo representa desde hace años.

No es la primera vez que una novela del laureado autor se adapta a otro formato.

“La fiesta del Chivo” ya se había llevado al teatro en 2003, en una puesta dirigida por el colombiano Jorge Ali Triana. Y títulos como “Los cachorros”, “La ciudad y los perros” y “Pantaleón y las visitadoras” han sido llevados a la pantalla grande; la última, dos veces.

En una de ellas, en 1975, el escritor tuvo un pequeño papel interpretando a un capitán.

“Confieso que pasé muy malos ratos actuando por primera vez, al aire libre y bajo unos potentísimos reflectores que nos tenían a todos transpirando a chorros”, dijo Vargas Llosa tras recordar que su participación fue producto de “un accidente, la enfermedad súbita del actor” original.

Eso, contó, “me llevó, muy a mi pesar, a reemplazarlo en el papel de ese capitán”.

A través de los años Vargas Llosa ha tenido otras oportunidades de subirse al escenario.

En 2005 actuó en la obra “La verdad de las mentiras” y al año siguiente participó en “Odiseo y Penélope”. Más recientemente apareció en “Las mil noches y una noche”, que él mismo escribió basado en el clásico “Las mil y una noches”.

“Mi familia dice que soy un pésimo actor”, dijo Vargas Llosa, “pero, aun así, he disfrutado muchísimo porque para alguien que se ha pasado la vida escribiendo ficciones verse de pronto convertido en un personaje de ficción es una experiencia maravillosa e impagable”.