Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El director del Iberoamericano defiende los festivales para construir cultura

Huelva (España), 17 ago (EFE).- Pedro Castilla llegó hace apenas tres años a Huelva (sur) para coger las riendas del Festival de Cine Iberoamericano con la firme convicción de que este tipo de acontecimientos culturales “no sobran, al contrario, son necesarios por ser un modo de construir cultura comunitaria”.


Publicidad

Partiendo de esa base, considera que aunque la muestra onubense celebre este año su 40 aniversario, tiene futuro: “Mientras siga manteniendo su razón de ser, el cine iberoamericano, este Festival seguirá teniendo sentido”, dijo en una entrevista con Efe.

Además, por parte de las administraciones que conforman el Patronato de este festival “existe un claro compromiso de apoyo a la cultura y al arte, al que se suman los matices históricos y sociales de gran peso que tiene el certamen onubense”.

Por ello afirma que la muestra “goza de un excelente estado de salud, unas increíbles perspectivas y un presente y un futuro prometedores”, sin dejar de ser consciente de que “debe consolidarse y ahondar en su identidad iberoamericana, de punto de encuentro y vínculo común de una cinematografía con muchas facetas en común pero también con una plausible diversidad y una riqueza heterogénea”.

Es ahí, se muestra convencido, donde “está su grandeza, en que en Huelva concurre la mayor variedad de cine hablado en español y en portugués de toda Europa. Ese es su principal valor, su gran atractivo y el principal cimiento de este certamen”.

Respetuoso con la labor realizada hasta su llegada por “unas personas que han dado lo mejor de sí mismos para que el certamen alcance esta trayectoria”, asegura que, por su parte, aportará “lo mejor” de sí y, lejos de resultar presuntuoso, ofrecerá “mucho trabajo, constancia, máximo esfuerzo y dedicación absoluta”.

En esta apuesta trabajará por aumentar la financiación externa del certamen que posibilite manejar un presupuesto superior al de ediciones anteriores y que dé paso a la entrada de mecenas y patrocinadores que contribuyan a engrandecer este Festival tan apreciado a ambos lados del Atlántico y por mantener durante todo el año la actividad en torno al certamen.

Además, el director considera que hay que redoblar esfuerzos para que Europa “encuentre en este festival un punto preferente para otear el panorama cinematográfico iberoamericano; Huelva tiene que renovar ese compromiso de puente con el viejo continente y servir más que nunca para estrechar vínculos”.

En este sentido, tanto el cine de factura nacional como el europeo, continuarán teniendo una presencia importante en el Festival, tanto en la sección oficial como en las paralelas.

También cuenta con que Huelva es ya un referente para la industria cinematográfica iberoamericana, por ello no duda de que “la calidad de su programación es un punto importante para atraer aún más la atención del sector”, dice Castilla, quien trabaja para celebrar una 40 edición que reúna una gran representación de los más recientes trabajos del cine iberoamericano.

Una selección en la que no dejarán de verse “operas primas” pero que responderá al motivo del Festival que será “la calidad de las películas, el buen cine y las grandes historias y esa esencia podemos encontrarla tanto en un director novel, como en un realizador consagrado”.

Bajo esa premisa, se trabajará en el certamen, que ya ha superado el récord de inscripción de largometrajes a concurso en la sección oficial con más de 100 cintas; ello, sin obviar, apunta, que el Foro de Coproducción es también un gancho importante en este sentido y “una de las mayores garantías de continuidad del Festival”.

“La faceta industrial debe ahora cuidarse más que nunca y la coproducción es uno de los grandes horizontes de la cinematografía; potenciarlo, mejorarlo, seleccionar los mejores proyectos e invitar a los mejores receptores está siendo una de las prioridades de todo el equipo”, señala.

Tampoco se puede olvidar, apunta, el aliciente que supone para una fiesta del cine de este tipo la presencia de rostros conocidos de la gran pantalla que contribuyen a dar realce al evento, a aumentar su repercusión mediática y, en ocasiones, sirve como atractivo para el gran público.

“Ojalá dispongamos más pronto que tarde de los recursos necesarios para que podamos ver en Huelva a grandes celebridades que a buen seguro, se quedarán prendadas de este Festival, de la ciudad y de sus gentes”, indica. EFE