Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Exhibición histórica en Colorado reabre debate sobre racismo en EE.UU.

Denver (EE.UU.), 21 sep (EFE).- Una muestra itinerante que desde hoy se expone en Denver, Colorado, reabre el debate sobre el racismo en Estados Unidos, desde una perspectiva histórica y multidisciplinar, y con un enfoque basado en la tendencia actual de enfatizar la diversidad por encima de la asimilación, según señalaron sus organizadores.


Publicidad

“El crecimiento de la conciencia étnica y de la diversidad ha tenido muchas consecuencias saludables, pero la raza sigue siendo una herida abierta en Estados Unidos”, afirmó Deborah Radman, portavoz de la nueva exhibición del Centro de Historia de Colorado, que lleva por título “Raza: ¿Realmente somos tan diferentes?”.

La muestra fue desarrollada por la Asociación Antropológica Estadounidense, junto con el Museo de Ciencia de Minnesota, y es la primera que pone de relieve los aspectos biológicos, culturales e históricos de la raza, y el racismo, por medio de historias y de artefactos diversos.

Entre esos artículos figuran cadenas y esposas que alguna vez se usaron en los esclavos afroamericanos, además de fotografías sobre conflictos raciales ocurridos en el siglo XX y en la actualidad.

De igual manera, algunos de los proyectos interactivos que se exhiben permiten a los visitantes conocer, por ejemplo, cómo hubiesen sido clasificados por el Buró del Censo en el pasado, cuando las categorías raciales eran distintas a las actuales.

donnie l. betts (minúsculas usadas intencionalmente), coordinador de programas educativos en el Centro de Historia de Colorado y experto en segregación racial en este estado, explicó que la exhibición quiere demostrar que aunque Estados Unidos haya entrado en una era “post-racial” el debate sobre raza y racismo es hasta más necesario que antes.

“Con el crecimiento de las uniones interraciales y multirraciales y de familias LGBT, la complejidad de la conversación sobre raza e identidad ha aumentado. No tengamos miedo de conversar”, sostuvo betts.

Para fomentar ese diálogo, desde hoy y hasta el próximo 4 de enero, el Centro de Historia de Colorado ofrecerá cada semana varios talleres, seminarios y encuentros con artistas, educadores y expertos en raza y racismo, incluyendo presentadores hispanos, afroamericanos y nativos.

Además, el Centro coordinara actividades educativas con cientos de maestros de la zona y trabajará con más de cien organizaciones locales de carácter multicultural “para que ellas también sean parte de la conversación”, puntualizó Radman.

En la línea de lo que plantea la muestra, con la que no se haya vinculada, la autora y educadora Juana Bordas, experta en liderazgo hispano, sostuvo que los latinos debemos recordar que “somos una cultura, una comunidad, no una raza”.

“Nos une el idioma y una historia y una espiritualidad en común, pero no somos una raza. Una cultura se aprende, como también se aprende a ser gente abierta e inclusiva”, afirmó. EFE