Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Panameño ganador del Pulitzer rastrea la belleza en la fotografía

Fotógrafo panameño Essdras Suárez. Foto de http://www.mainemedia.edu/

Panamá, 24 ene (EFE).- El fotoperiodista Essdras Suárez asegura que ser el único panameño que tiene dos Premios Pulitzer, lo que reconoce que ha aumentado la cotización comercial de su trabajo, no lo distrae en su empeño de seguir documentando la vida diaria persiguiendo la belleza en la fotografía.


Publicidad

Suárez, que salió de Panamá a los 18 años y vive ahora en Virginia (EE.UU.), fue galardonado en 2000 y 2014 con el Pulitzer por la cobertura de dos tragedias que impactaron al país norteamericano: el tiroteo en Columbine con saldo de 15 muertos y 24 heridos en abril de 1999 y el atentado en la Maratón de Boston en abril de 2013 con 3 muertos y 282 heridos.

Suárez, quien dictó hoy en Panamá un taller de fotoperiodismo organizado por la constructora Odebrecht y el Colegio Nacional de Periodistas panameño, dijo en un entrevista con Efe que haber ganado en dos ocasiones el Premio Pulitzer “tiene un valor comercial” importante para un profesional independiente como él.

Con experiencias en coberturas de conflictos en Haití e Irak y el desastre del transbordador espacial Columbia, Suárez reconoció que “básicamente” lo que hacen los reporteros gráficos y fotoperiodistas como él es “vivir en un mundo de caos constante”.

Pero afirma que es precisamente dentro de ese “mundo de caos constante” que se traza lo que considera es su “meta profesional” de encontrar la imagen y la belleza “de una manera efectiva”.

Aún así, historias como el tiroteo de Columbine, que lo dejó “sumamente impactado”, y las guerras, conflictos y desastres a los que ha dado cobertura son hechos vistos por Suárez como “excepciones de la vida cotidiana”.

“Soy feliz de la vida documentando la vida cotidiana, los momentos efímeros que desaparecen pero que suceden todos los días en todos lados, la madre limpiando la cara a una niña después de comer helado, dos novios que caminan, se inclinan de un lado y se besan: Lo encuadras y la luz perfecta”, relató.

Agregó que a este estado se le conoce como “la felicidad de estar vivo” que es lo que sucede cuando está detrás de su cámara y viendo a través de la lente, sin importar, dijo, “lo que estoy haciendo, incluso muchas veces estoy triste”.

“La cámara a mí me calma, cuando estoy viendo a través del lente y de la cámara el mundo deja de existir, experimento ese mismo sentimiento de enfoque de estar viendo el momento y nada más, solo lo que tienes enfrente de ti que estás fotografiando”, expresó.

No se considera, por otro lado, un perfeccionista, pero sí un perseguidor de la belleza y reconoce que le han acusado de “siempre estar tratando de encontrar la belleza dentro de la fotografía sin importar cuál fuera el sujeto”.

Aunque se trate de una tragedia, justifica Suárez, “si voy a tomar la foto mi instinto natural es que aún dentro de ese caos existe un balance estético natural”, y que si hay algún tipo de perfeccionismo es en limpiar el fondo y esperar el momento exacto para la toma, pero sin controlar nada.

“No vas a controlar nada, simplemente vas a documentar lo que está ahí y lo tratas de hacer de la mejor manera posible”, afirmó, destacando que su búsqueda es la de un “nivel visual sofisticado”, algo que, dijo, “no lo llamaría perfeccionismo”.

Suárez es actualmente fotógrafo independiente a tiempo completo con sede en Alexandria, Virginia, donde vive con su esposa.

Se especializó en cobertura documental de eventos, viajes y fotografía editorial y también imparte talleres de fotografía a nivel nacional e internacional.

En el taller dictado hoy en Panamá, Suárez repasó su trabajo, la utilización de técnicas sofisticadas y el contenido en los foto-ensayos.

Como fotógrafo ha desarrollado la teoría del “viaje de ida y vuelta”, que se enseña en la Universidad de Boston (EE.UU) y se alimenta de la teoría de la relatividad de Einstein.

Explicó que esta teoría suya trata acerca de que el tiempo es relativo desde el punto de vista del observador, lo que se traduce a la fotografía según la perspectiva.

Además de la fotografía, Essdras Suárez ha practicado las artes marciales y es igualmente fundador de Vis Yoga, una disciplina que mezcla entrenamiento físico, movimientos isométricos, estiramiento, respiración y relajamiento. EFE