Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Florencia se adentra en el “poder y la pasión” de los bronces helenísticos

"Potere e Pathos. Bronzi del mondo ellenistico", exposición en Florencia. Foto de www.donnecultura.eu

Florencia, 14 mar (EFE).- Un majestuoso Alejandro Magno abre en Florencia un recorrido por la escultura clásica helena, una exposición en la que convergen, representados en bronce y en todo su esplendor, los sentimientos más íntimos del ser humano.


Publicidad

La muestra lleva por título “Potere e Pathos. Bronzi del mondo ellenistico” (“Poder y pasión. Bronces del mundo helenístico”) y podrá visitarse desde este sábado y hasta el próximo 21 de junio en el Palazzo Strozzi de la capital toscana.

Comisariada por Jens Daehner y Kenneth Lapatin, del Museo J. Paul Getty de Los Ángeles, reúne un total de cincuenta piezas realizadas entre los siglos IV a.C. y I d.C que ilustran el desarrollo del Helenismo como corriente escultórica.

Una de las figuras que coronan la muestra es la de un Alejandro Magno que, blandiendo sobre su caballo una espada hoy desaparecida, representa el poder de uno de los imperios más míticos de la Historia.

El visitante podrá presenciar en la exposición la expresividad de algunas figuras que han permanecido durante siglos sumergidas en el fondo del Mediterráneo o del mar Negro, ámbito de actuación de la civilización griega.

Es el caso de Apolo, representado en la mitología como el sol, o del atleta Apoxiomenos de Éfeso, que limpia su sudor con un estrígil, recuperados de las profundidades marítimas y que aún siguen haciendo gala de una viva y perceptible potencia dramática.

Otro de los puntos de la muestra es el estudio de los “cuerpos ideales y cuerpos extremos”, una mirada a la vida cotidiana de los modelos y al dinamismo del cuerpo en distintos movimientos y posiciones.

Destaca “Eros durmiente”, que representa al dios del Amor dormido sobre una piedra, con el cuerpo relajado, y que está datado entre el III y el II siglo antes de Cristo.

En el panel “realismo y expresividad”, el visitante podrá contemplar la representación de hombres naturales, rudos, fuertes y con gesto de gran efusividad.

Por otro lado, la sección de “Réplicas y mimesis” consiste en una panorámica de las reproducciones helenísticas en épocas sucesivas.

La muestra es fruto de la colaboración entre grandes instituciones como el J. Paul Getty de Los Ángeles y la Galería Nacional de Washington.

Durante la presentación, en la que estuvo presente Efe, Daehner destacó de entre todas las figuras la de Apoxiomenos, procedente del Museo de Viena y situada por primera vez junto al Apolo de mármol conservado en Pompeya y restaurado por la Galeria Uffizi.

Los organizadores explicaron que esta es la primera ocasión en la que la ciudad de Florencia alberga algunas de las mejores obras de arte del mundo antiguo provenientes de prestigiosos museos arqueológicos italianos e internacionales.

Hay piezas de instituciones como el Museo Nacional del Prado de Madrid, Museo Británico de Londres, del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York o del Museo Arqueológico Nacional de Atenas.

También del austríaco Museo Kunsthistorisches, del Museo del Louvre, los Museos Vaticanos o de otros entes italianos como la Galería de los Uffizi o el Museo Arqueológico Nacional, ambos florentinos.

Daehner subrayó que las piezas están hechas en bronce, un material, según él, de un valor casi equivalente al oro y animó a “apreciar el color verde que han adquirido, un color distinto pero igualmente fascinante”.

La vicealcaldesa de Florencia y asesora de Universidades e Investigación, Cristina Giachi, defendió la grandeza artística de Grecia y reivindicó su permanencia en la Unión Europea, porque, alegó, “sería una locura imaginar que, por una cuestión monetaria, cortáramos las raíces de nuestra cultura”. EFE