Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Desaparece la maravillosa Plaza Durbar, en Katmandú, tras terremoto en Nepal

Un hombre toma un selfie, o autofoto, frente a la histórica Torre Dharahara, un monumento de la capital nepalí, que quedó dañada por el fuerte terremoto del sábado en Katmandú, el 27 de abril de 2015. (Foto AP/Bernat Armangue)

La Plaza Durbar, declarada por la Unesco entre los Patrimomios de la Humanidad, ha sido arrasada por el terremoto de Nepal, según los primeros reportes.

Se trata de un conjunto de edificios religiosos y civiles que constituyen la representación artística más elevada de la cultura newar, autóctona de Katmandú. Estos complejos arquitectónicos que constituyen todavía los centros históricos de las ciudades de Katmandú, Patan y Bhadakpur, están formados por los propios palacios reales así como un sinfín de templos hindúes y budistas, grandes fuentes y estatuas.

Los edificios de ladrillos y madera, algunos en forma de pagodas, de la plaza Durbar de Katmandú, conocida como Hanuman Dhoka, fueron construidos por la dinastía de los Malla entre los siglos XII y XVIII, entre ellos destacan los templos de Taleju y Jaganath y la estatua del rey Pratap Malla, la gran campana y el gran tambor.

Nepal

Stone inscription to goddess Kalika,

En este escenario, sobresale la famosa y misteriosa inscripción del siglo XVII, dedicada a la diosa Kalika y escrita en 15 lenguas distintas, que se encuentra en uno de los muros del palacio real y sobre la que hay múltiples leyendas motivadas por la dificultad para interpretar correctamente la inscripción. La más famosa cuenta que contiene instrucciones para descubrir el tesoro perdido del rey Pratap Malla, que se encontraría en el subsuelo de la plaza Durbar.

Destacan también los maravillosos ventanales de madera, tallados por los artistas newar con imágenes budistas e hindúes de divinidades como Shiva, Vishnú y Garuda.

Según las primeras imágenes que llegan, la mayoría de los palacios han sido arrasados por el terremoto. Cerca de la famosa Torre Dharahara de Katmandú, una histórica estructura de nueve pisos reducida a una enorme pila pedazos de ladrillo rojo, docenas de personas se reunieron junto a los restos y tomaron selfies, o autofotos, y retratos de sus amigos posando delante de ellos. La torre, construida por los reyes de Nepal en el siglo XIX era uno de los monumentos más preciados del país, y se fotografía mucho más que cualquier otro edificio destrizado por el potente sismo del sábado.

El número de personas fallecidas en la torre no está claro, pero se cree que cuando se vino abajo estaba llena de turistas.

Pawan Thapa, un estudiante de empresariales de 21 años que llegó procedente de los suburbios para intentar ayudar con las labores de recuperación, estaba consternado por la escena. Algunos de los que tomaban fotos sonreían a cámara.

“Esto es turismo de terremoto. Esto no está bien”, lamentó. “Están más interesados en tomar sus selfies que en entender que esto es una tragedia”.

La mayoría de los que tomaban fotos, sin embargo, no parecían ser turistas sino residentes registrando la devastación de su comunidad y la pérdida de un punto de referencia que había ayudado a definirla.

La Torre de Dharahara, en el centro de Katmandú, antes del terremoto.

La Torre de Dharahara, en el centro de Katmandú, antes del terremoto.

El palacio real de Hanuman Dhoka, antes del terremoto del 25 de abril de 2015.

El palacio real de Hanuman Dhoka, antes del terremoto del 25 de abril de 2015.

El tempo de Hanumandhoka, en la Plaza Durbar, como ha quedado tras el terremoto del 25 de abril de 2015. Foto difundida por CNN.

El tempo de Hanumandhoka, en la Plaza Durbar, como ha quedado tras el terremoto del 25 de abril de 2015. Foto difundida por CNN.

La Plaza Durbar, en Katmandú, Nepal, antes del tereremoto del 25 de marzo de 2015.

La Plaza Durbar, en Katmandú, Nepal, antes del tereremoto del 25 de marzo de 2015.

Gente sentada frente a los destruidos edificio de la Plaza Durbar, en Katmandú, tras el terremoto en Nepal, el 25 de marzo de 2015. EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA

Gente sentada frente a los destruidos edificio de la Plaza Durbar, en Katmandú, tras el terremoto en Nepal, el 25 de marzo de 2015. EFE/EPA/NARENDRA SHRESTHA