Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hallan mensaje en botella de hace un siglo

Foto de una postal colocada en una botella y lanzada al Mar del Norte por la Asociación de Biología Marina de Gran Bretaña, viernes 21 de agosto de 2015. Arrojada al Mar del Norte entre 1904 y 1906, la botella llegó a la playa de la localidad alemana de Amrum y fue hallada por una pareja en abril. En el interior había una postal que pedía que la enviaran a la Asociación de Biología Marina del Reino Unido y así lo hicieron. (Marine Biological Association of the U.K. via AP)

LONDRES (AP) — Un centenario mensaje enviado en una botella arrojada al mar, posiblemente el más antiguo que se haya encontrado, llegó por fin a destino.


Publicidad

Arrojada al Mar del Norte entre 1904 y 1906, la botella llegó a la playa de la localidad alemana de Amrum y fue hallada por una pareja en abril. En el interior había una postal que pedía que la enviaran a la Asociación de Biología Marina del Reino Unido y así lo hicieron.

“Estamos muy emocionados”, dijo el vocero del grupo, Guy Baker. “Por cierto que no esperábamos recibir más de estas postales”.

Baker dijo que la botella era una entre un millar arrojadas al Mar del Norte por el investigador George Parker Bidder, luego presidente de la asociación, como parte de un proyecto de investigación de las corrientes marinas. Estaban lastradas para flotar por encima del lecho marino.

La postal en la botella prometía pagar “un chelín de recompensa” a quien la devolviera a la asociación, con sede en la ciudad portuaria de Plymouth, junto con información sobre el lugar y la fecha del hallazgo.

La mayoría de los mensajes fueron devueltos hace décadas.

La asociación ha pedido al Libro Guinness de los Records Mundiales que lo reconozca como el mensaje en una botella más antiguo que se haya recuperado. El récord actual, correspondiente a un experimento científico de 1914, fue hallado 99 años después.

La pareja que halló la botella recibió su recompensa: una moneda antigua de un chelín. (I)

Por SYLVIA HUI, Associated Press