Ecuador. martes 19 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Bosco, protagonista en el mundo del arte en un 2016

Foto: elpais.cr

Redacción Internacional, (EFE).- Quinientos años después de su muerte, el Bosco renace a lo grande en 2016 con dos exposiciones en Madrid y en Den Bosch (Holanda), su ciudad natal, en un año con interesantes citas artísticas en los principales museos del mundo.


Publicidad

“El Bosco. La exposición del Centenario” se presenta como la exhibición del año en España, y posiblemente como una de las más importantes de 2016 a nivel internacional en el mundo del arte.

Ya popular entre los amantes del arte y los menos versados, Jeroen van Aeken (1450-1516), más conocido como El Bosco o como Hieronymus Bosch, que era como firmaba, ganará de nuevo actualidad con esta rica muestra monográfica que sus artífices anuncian como “la más importante celebrada jamás”, “la más grande”, “irrepetible” y “magna”, y que arranca el 31 de mayo hasta el 11 de septiembre.

Como “la mayor exposición” vista sobre el Bosco en Holanda, presenta, por su parte, el Museo Noordbrabant, en Den Bosch (provincia de Brabante),

, que abrirá sus puertas del 13 de febrero al 8 de mayo.

En Londres, la temporada de exposiciones se inicia en la Royal Academy con “Pintando el jardín moderno. De Monet a Matisse”, del 31 de enero al 20 de abril.

La Tate Modern acoge, por su parte, a dos gigantes del arte del siglo XX, los artistas estadounidenses Georgia O’Keeffe y Robert Rauschenberg, mientras que la British Library celebrará el 400 aniversario de la muerte de Cervantes con una exposición sobre la representación gráfica de El Quijote a lo largo de los siglos.

En París, el Grand Palais ejercerá de polo de atracción de los amantes del arte al haber programado una retrospectiva sobre Amedeo Modigliani, de febrero a junio; y exposiciones sobre la relación entre Marc Chagall, de marzo a junio, y sobre la obra del portugués Amadeo de Souza-Cardoso, de abril a julio.

El Museo de Orsay ha preparado una muestra sobre la “inocencia arcaica” del aduanero Rousseau, de marzo a junio, y otra sobre el “espectacular” Segundo Imperio, de septiembre a enero de 2017.

El Louvre parisino, otro de los grandes templos del arte en Europa, aún no ha avanzado su nueva programación, pero entre las inauguradas en 2015 destacar “Mitos fundadores. De Hércules a Dark Vador”, que estará abierta hasta el 14 de julio.

 Por su parte, Jackson Pollock (1912-1956) es uno de los protagonistas este año del MoMA de Nueva York, que mantiene hasta marzo una exposición “concisa pero detallada” sobre la obra del artista estadounidense que figura entre las estrellas de su colección.

De sus fondos exhibe medio centenar de obras del artista, incluido su cuadro “Número 31” (1950), “posiblemente la mayor obra maestra de Pollock, y uno de sus lienzos más grandes”.

Hasta febrero, el MoMA exhibe en sus salas al español Pablo Picasso y al uruguayo Joaquín Torres-García.

Con más de cien obras, “Picasso Escultura” ahonda en el trabajo “innovador e influyente” del artista español y de cómo él revolucionó su historia a través de la reinvención constante.

Foto: /arteemmasanguinetti.files.wordpress.com

Bailarinas rosadas después del ballet, de Edgar Degás. Foto: arteemmasanguinetti.files.wordpress.com

Mientras que la gran retrospectiva dedicada a Torres-García (1874-1949) con obras que van desde finales del siglo XIX hasta la década de 1940 supone un reconocimiento para este artista considerado como uno de los más complejos de la primera mitad del siglo XX, al abrir su obra caminos de transformación para el arte moderno en ambos lados del Atlántico, destaca el MoMA en su web.

De marzo a julio, el MoMA abrirá una muestra dedicada a la “extraña nueva belleza” que inauguró la pintura de Edgar Degás, y de septiembre a enero de 2016 podrá verse “Transmisiones: El arte en Europa del Este y América Latina, 1960-1980″.

El Guggenheim, por su parte, montará la primera retrospectiva centrada en László Moholy-Nagy, de mayo a septiembre.

Aún en Nueva York, el Metropolitan tiene programadas, entre otras, una muestra con aire asiático y otra, francés.

Se trata de “Celebrando el Año del Mono”, que abre sus puertas el 8 de enero coincidiendo con el día que empieza el año del mono según el calendario chino y que ofrece representaciones de este animal en pintura, cerámica, orfebrería y jade tallado.

Y “Vigée Le Brun, mujer artista en la Francia revolucionaria”, de febrero a mayo, que analiza la obra de esta excepcional retratista que figura entre los mejores pintores franceses del siglo XVIII. EFE

cat/