Ecuador. domingo 24 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“CTRL Z”, de Jimmy Lara, en NoMíNIMO

Guayaquil.- Espacio cultural NoMíNIMO invita a la exposición “CTRL Z”, del artista manabita Jimmy Lara, que estará abierta en Plaza Lagos Town Center, hasta el 6 de marzo.


Publicidad

El curador de la muestra, el Dr. Eduardo Abert, comenta sobre “CTRL Z”: “El ‘fin’ se puso de moda. Los pronósticos del “fin” se encuentran hoy en filosofía, en religión, en arte, en política, etc. Y cuando en 1995, Arthur Danto publicó “Después del fin del arte: El arte contemporáneo y el linde de la historia”, el rubro adquirió extrema popularidad en los territorios de la creación artística, fue celebrado con tensos debates y se convirtió en un tópico. El asunto no quedó en el olvido, y luego de años de opiniones y criterios encontrados, aún hoy se ensaya el empleo del polémico término”.

“A fin de cuentas… ¿qué llegó a su fin?… ¿el fin de qué?… ¿del arte?. El propio Danto diría que ese célebre “fin” suponía un comienzo, en virtud de que, se iniciaba de tal modo una nueva era en la vida del arte. El arte de ahora mismo es arte “después del fin del arte”. Y así mismo se afirma  una “filosofía después del fin de la filosofía” o una “metafísica después del fin de la metafísica”. De este modo, todo sugiere que en esos pronósticos siempre se realiza metafóricamente una especie de técnica muy recurrente en las tecnologías digitales: deshacer, rehacer o repetir una acción. En otras palabras, ni más ni menos que lo que se obtiene con Ctrl z”.

“De la vida a la muerte y de la muerte a la vida…  el arte siempre renovándose, siempre redefiniéndose, siempre deshaciéndose, rehaciéndose  o… repitiendose. Esta ha sido y sigue siendo una inquietud del artista Jimmy Lara, expresada a través de sus conocidas fotografías despigmentadas. En esta ocasión, recurre y se apropia de los legados lejanos o cercanos de las prácticas artísticas. Obras legitimadas que hicieron época en un pasado más o menos reciente, convertidas en iconos, consagradas antes y después de esos “finales del arte”.

“Las operaciones de despigmentación procuran semejar auténticos exámenes de laboratorio, con los que irónicamente se dictamina sobre la “vida” de las imágenes reconocidas o se pudiera pronosticar su “muerte”. Se les toma el pulso, se diagrama su ritmo y sus “orgánicas funciones”, se les diagnostica. 1983 tubos capilares sirven de contenedores de las fotografías despigmentadas y, en cada uno de estos, la peculiar coloración del líquido remite a la obra en cuestión, en el proceso de análisis de su respectivos contenidos. Ingeniosa y paciente maniobra para connotar lo sucedido, para tensionar y cuestionar las ondas explosivas que en su momento generaron su respectivo boom”.

“La muestra  Ctrl z apunta a eso que Cuauhtémoc Medina afirmarse: “A través de un creciente número de muestras y cátedras, sino también en la formación de la memoria de los participantes y el modo de organizar sus  crecientes archivos, “lo contemporáneo” se vuelve cada vez más canoso, un adulto mayor”. Esto lo aproxima siempre a su fin, le condena a su “muerte”… pero también a su renovación, a su resurrección. Jimmy Lara nos convoca, desde la perspectiva del arte, a una resignificación de las narrativas, a una sincrónica observación del momento que nos permita cuestionar el curso mismo de la historia, desvelar el efecto de esta última y expandir los horizontes”.

(I)