Ecuador. Domingo 22 de enero de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

ARCO Lisboa atrae 12.800 visitantes en su primera edición

Foto EFE

Lisboa,  (EFE).- La feria de arte contemporáneo ARCO Lisboa, que supone la primera internacionalización de ARCO Madrid, cerró hoy sus puertas tras recibir 12.800 visitas, una cifra mayor a la esperada, y anunció que esta fórmula se repetirá en 2017.

En un comunicado, la organización de la versión portuguesa de ARCO aseguró que en esta primera edición el balance es “muy positivo”, como queda plasmado con las 12.800 personas que acudieron a la Cordoaria Nacional de Lisboa entre el 26 y el 29 de mayo, mientras que el día 25 la feria estuvo abierta solo para profesionales y coleccionistas.

Unos datos que se consideran muy buenos si se tienen en cuenta las previsiones de la organización (unos 10.000 visitantes) y que el acontecimiento coincidió con un multitudinario festival de música, el Rock in Rio Lisboa.

“A pesar de que aún no hay números oficiales de las ventas, reina el optimismo entre las galerías y la satisfacción de los coleccionistas e instituciones que realizaron numerosas transacciones”, afirmó ARCO Lisboa.

En total han sido 45 las galerías participantes, de las que 19 fueron portuguesas, 13 españolas y el resto procedió de países como Brasil, Colombia, Estados Unidos, Francia, Italia o Alemania.

“En un primer balance, la feria supera nuestras expectativas, está funcionando muy bien con presencia de todos los coleccionistas portugueses en activo y muchos más extranjeros de los que pensábamos”, según dijo Vera Cortés, que gestiona la Vera Cortés Art Agency en Lisboa.

ARCO Lisboa -organizada por IFEMA y con el apoyo del Ministerio de Cultura de Portugal, el Ayuntamiento de Lisboa y la embajada de España en Portugal, entre otros- reunió a más de cien invitados entre coleccionistas procedentes de veintisiete países, directores de instituciones, comisarios y otros profesionales del mundo del arte.

Una mujer observa una de las obras expuesta en Arco Lisboa, que se ha inaugurado hoy en la capital lusa con 45 galerías, 19 de ellas portuguesas y 13 españolas. Esta muestra supone la culminación de un deseo que nació en 2011 y que tuvo que aplazarse a causa de la crisis económica, recordó hoy el director de Arco, Carlos Urroz, con respecto a la apertura de las puertas de esta feria de arte contemporáneo por primera vez fuera de las fronteras españolas. EFE/Miguel A. Lopes

Una mujer observa una de las obras expuesta en Arco Lisboa, que se ha inaugurado hoy en la capital lusa con 45 galerías, 19 de ellas portuguesas y 13 españolas. Esta muestra supone la culminación de un deseo que nació en 2011 y que tuvo que aplazarse a causa de la crisis económica. EFE/Miguel A. Lopes

En esta edición inaugural destacaron obras de la portuguesa Joana Vasconcelos, el estadounidense Robert Barry, el español Juan Luis Moraza, el colombiano Felipe Arturo y el británico Julian Opie.

La versión portuguesa de la feria madrileña acogió también obras de artistas como el uruguayo Joaquín Torres García, al que el MoMA de Nueva York ha dedicado una amplia retrospectiva y que actualmente se puede ver en Madrid.

“Estamos conociendo a muchos coleccionistas que comienzan a contactar con una nueva realidad artística en Portugal”, manifestó la galerista Cristina Guerra, de la Contemporary Art de Lisboa.

Debido a los buenos datos de la primera edición, ARCO Lisboa adelantó que celebrará otra en la segunda quincena de mayo del año próximo, coincidiendo con la designación de Lisboa como capital Iberoamericana de la Cultura 2017.

Aparte de las exposiciones, el festival de arte se convirtió en un foro en el que especialistas internacionales discutieron acerca del concepto de cultura y sobre las relaciones entre las obras comerciales y las independientes.

Entre las instituciones portuguesas representadas, sobresalieron las del Museo Serralves, Museo Calouste Gulbenkian, Coleção Berardo y Kunsthalle Lisabon.

ARCO Lisboa nació este año con vocación de celebrarse anualmente como forma de conmemorar los 35 años de vida del ARCO Madrid, que ha tenido en la capital portuguesa su primera experiencia internacional.

“Al entusiasmo de los visitantes se han sumado los principales agentes del arte contemporáneo de Lisboa, no solo las galerías y artistas e instituciones, sino también los coleccionistas, que han ofrecido a los participantes momentos de encuentro compartiendo sus colecciones con los invitados a la feria”, concluyó la organización. EFE

atc/acm

Publicidad