Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

La película colombiana “El abrazo de la serpiente” llega al Reino Unido

El abrazo de la serpiente.

Londres (EFE).- La película colombiana “El abrazo de la serpiente”, que compitió este año en los premios Óscar, llega la próxima semana a los cines del Reino Unido, precedida por varias presentaciones de la mano de su director, Ciro Guerra.

Publicidad

Nominada al Óscar en la categoría de mejor película de habla no inglesa, desde el próximo 10 de junio hasta 18 salas de todo el territorio británico albergarán esta producción, que puso al país latinoamericano por primera vez en su historia en la carrera por la preciada estatuilla.

Antes de esa fecha, Guerra introducirá el largometraje en Londres los días 5 y 8 de junio en el Instituto de Arte Contemporáneo (ICA en sus siglas en inglés) y en el British Film Institute.

Además, también lo presentará el 7 de junio en Cambridge (en el este de Inglaterra) en los cines Picturehouse.

“El abrazo de la serpiente” relata el encuentro entre Karamakate, un chamán amazónico y ultimo superviviente de su tribu, y dos científicos, que durante cuarenta años recorrieron la selva colombiana para buscar un planta sagrada, la yakruna.

La cinta está inspirada en los diarios y notas personales de estos dos exploradores, que nunca llegaron a conocerse entre ellos: Theodor Koch-Grunberg y Richard Evans Schultes.

La aclamada cinta, que ha pasado por los festivales de Cannes, Toronto y Sundance, se quedó sin el Óscar, que fue a parar a la producción húngara “Son of Saul” (“El hijo de Saúl”).

Guerra explicó que el punto de partida de esta cinta fue su “interés personal” por aprender sobre la selva amazónica, que “es la mitad de Colombia”, y que para él era algo “desconocido y oculto” a pesar de haber vivido toda su vida en el país.

El objetivo del director era que los protagonistas de la historia fueran nativos y no “el típico hombre blanco”.

“Lo que hacemos es recuperar los recuerdos de un Amazonas que ya no existe. Queremos que la película implante esta imagen en la memoria colectiva, porque personajes como Karamate se han extinguido”, apuntó.

Para el cineasta la selva colombiana se ha reducido “erróneamente a conceptos simples” como la “cocaína, drogas, indios, ríos y guerra”.

Avanzó que la comunidades nativas se mostraron muy “cuidadosas” al principio del rodaje, ya que no sabían las intenciones “reales” del proyecto.

Sin embargo, tras entender que el trabajo de Guerra no era una “amenaza”, se llenaron de “entusiasmo” y trabajaron junto con el equipo. EFE (I)

rsm/ad/agf


Publicidad