Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El legado de José Emilio Pacheco fue su amor a las palabras, dice su viuda

José Emilio Pacheco, junto a su esposa, Cristina Pacheco. Foto de expansion.mx

México, (EFE).- El principal legado del escritor mexicano José Emilio Pacheco, premio Cervantes 2009, fue su profundo respeto y su amor excepcional a las palabras y a la lectura, aseguró hoy la viuda del autor, Cristina Pacheco.

Publicidad

“Fíjese simplemente que él se murió escribiendo”, dijo la periodista en coincidencia con el aniversario 77 del nacimiento del poeta, cuentista, novelista, ensayista, traductor y periodista, de acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Cultura.

José Emilio Pacheco es considerado uno de los autores fundamentales de la literatura de México, un escritor que, según su viuda, solo cumplió con su destino.

En su amplia obra destacan títulos de poesía como “Los elementos de la noche” (1963), “No me preguntes cómo pasa el tiempo” (1969), “Los trabajos del mar” (1984), “Miro la tierra” (1986) y “Ciudad de la memoria” (1989).

También sobresalen los relatos “El viejo distante” (1963), “El principio del placer” (1972), “La sombra de la medusa y otros cuentos marginales” (1990), “Morirás lejos” (1967) y “Las batallas del desierto” (1981).

Además de haber sido galardonado con el Cervantes, Pacheco fue reconocido con los premios Xavier Villaurrutia (1973), el Nacional de Ciencias y Artes en el campo de Lingüística y Literatura (1992) y el Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2009.

Cristina Pacheco se refirió a la monumental biblioteca de José Emilio y dijo que por ahora lo más importante es preservarla, protegerla y difundirla.

“Por el momento la situación se queda tal como estaba en la casa de José Emilio (…) en la medida de lo posible, en la medida de lo que yo pueda lograr; desde luego que haré cuanto sea necesario para proteger, difundir y ampliar la obra de un escritor mexicano que cumplió con su tarea y con su destino, escribir”, puntualizó.

Nacido el 30 de junio de 1939 en la Ciudad de México, el escritor sobresalió en la experimentación en nuevas estructuras y técnicas narrativas, en temas como la pérdida, la singularidad de la niñez y las relaciones afectivas, los más recurrentes en su obra. EFE (I)

Publicidad