Ecuador. Domingo 11 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

María Kodama rinde “Homenaje a Borges” en un libro, tras 30 años de su muerte

Jorge Luis Borges y María Kodama. Foto de Archivo.

Buenos Aires, (EFE).- Tres décadas después de la muerte del célebre escritor argentino Jorge Luis Borges; su viuda, María Kodama, aseguró en una entrevista con Efe que el autor de “El Aleph” sigue muy vivo en ella y que con la publicación de su libro, “Homenaje a Borges”, quiso saldar una vieja deuda con su esposo.

Publicidad

“Haber publicado, que es lo que él (Borges) siempre quería que yo hiciera y que yo nunca quise hacer. Este es el homenaje”, aclaró esta mujer que ha dedicado su vida a uno de los autores más destacados de la literatura del siglo XX.

Con más de un millar de páginas invertidas en las cientos de conferencias sobre Borges que brindó a lo largo de los años en universidades e instituciones de todo el mundo, fue alguien cercano quien convenció a Kodama de que era material más que suficiente para dar forma al libro y mostrar cuestiones clave de la vida del polifacético autor.

Todo desde la óptica sensible de su viuda, quien a día de hoy le sigue teniendo totalmente presente.

“Yo siento que está conmigo, que está en mí. Aunque sé que ha partido pero es como… yo no sé, no te lo puedo explicar. Es algo que está dentro de mí y entonces es como que no extraño”, dijo Kodama emocionada.

“Homenaje a Borges” (Editorial Sudamericana) vio la luz, por tanto, “un poco obligado por la situación” y la significación de una efeméride “redonda” que en este 2016 recuerda “la partida” del escritor.

El resultado son veinte capítulos seleccionados para mostrar algunos de “los temas recurrentes en la obra de Borges” y profundizar en las diversas caras del carismático literato: en su infancia, en su literatura, con el periodismo, en sus viajes y en pareja, entre otros.

“Porque nosotros somos muchos. Con nuestros padres somos unos, con nuestros amigos otros, con nuestro amor o enamorado, otro”, enfatizó la autora sobre una cuestión que la apasiona, pues considera que cada individuo es “un abanico de infinitas posibilidades”.

En esta compilación de sus conferencias, Kodama, quien recalca que escribe por “placer” y diversión, pero rehuye a la vorágine de la industria, también abre su corazón y se dirige directamente al que fuera su esposo.

“Para usted Borges, mi amor ‘for ever and ever and a day’ (para siempre y un día más)”.

Un párrafo que deja a la vista los sentimientos que todavía alberga el corazón de esta mujer “libre”, clara y que, con una acentuada educación japonesa, valora la sinceridad y el respeto por encima de todo.

Aspectos de su personalidad que también se traslucen en sus escritos, aunque está convencida de que cada lector los “descubrirá” y transformará “de acuerdo con sus intereses”, matiza.

El ‘usted’ que utiliza para referirse a Borges es otra de las cuestiones que genera la espectación de muchos, una forma que Kodama solo utiliza con gente “especial”.

“Yo no sé por qué llama tanto la atención porque cada pareja adapta una forma”, explicó la escritora, a quien “el vos no indica ninguna intimidad”, sino que “es la forma de hablar con todo el mundo”.

“La intimidad para mí está dada por el usted. Forma en que yo trataba a mi padre también y que quedó como un resabio. Y entonces con la gente con la que tengo una intimidad o una relación muy especial la trato de usted, no de vos”, recalcó.

Más allá del libro que acaba de publicar, Kodama confiesa que “el homenaje mayor que se le puede hacer (a Borges) es leer su obra”, “lo más importante” para que siga vivo este autor que, según su viuda, tiene en Francia, Estados Unidos y España la mayor cantidad de seguidores.

Hoy, la argentino-japonesa sigue consagrando su vida a Borges.

“La gente me dice que mi mayor trabajo es que la gente sienta que está vivo porque está todo el tiempo y que ese ha sido mi trabajo durante 30 años. Es decir, es dar tu vida por algo, y vos das tu vida solamente por algo que amas con locura, si no, no lo haces. Porque lo amo con locura, sino, no lo haría”, relató.

Atrapada desde los 10 años con los cuentos de Borges, Kodama aseguró que si tuviera que salvar solo uno de sus relatos, preservaría, sin duda, “Las ruinas circulares”.

A sus 79 años, Kodama no piensa en dejar de difundir la obra del que fuera su compañero de vida y mantiene una apretada agenda que la llevará durante los próximos meses a diversas ciudades del Cono Sur latinoamericano y a España. EFE (I)

Publicidad