Ecuador. Domingo 4 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El centenario de Peter Weiss se cumple en medio de nuevas publicaciones

Peter Weiss, autor alemán.

Berlín, (EFE).- El centenario de Peter Weiss, que en su momento fue una especie de icono de los intelectuales de izquierda en Alemania, se cumple hoy en medio de nuevas publicaciones, entre ellas dos biografías, y una reedición de su novela monumental “Estética de la resistencia”.

Publicidad

La “Estética de la resistencia” se publico en tres tomos sucesivos en 1975, 1978 y 1981 y, en su momento, fue definida por el autor como una “pretendida autobiografía” a través de la cual procuraba explicar su camino hacia la izquierda.

Weiss, hijo de un industrial judío, había nacido cerca de Berlín el 8 de noviembre de 1916. Aunque él no participó en las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil española su alter ego en la novela sí formó parte de ellas, lo mismo que de la resistencia antinazi en Berlín y Estocolmo en los años cuarenta.

Además a su personaje lo convierte en hijo de una familia obrera, lo que se compagina mejor en la historia de alguien que termina abrazando el comunismo para luego, tras el pacto entre Hitler y Stalin. desilusionarse de la Unión Soviética.

La verdadera historia de Weiss, más que con un inexistente origen obrero, tuvo que ver con su condición de judío que lo obligó a abandonar Alemania en 1934 con su familia para escapar de los nazis.

El primer destino fue Praga, donde estudio en la Academia de Bellas Artes. Luego, en 1939, tras la ocupación de Checoslovaquia por parte de los nazis, Weiss se marchó a Suecia, país donde adquirió la ciudadanía y donde hizo sus primeras publicaciones literarias y periodísticas en sueco.

El verdadero despegue de Weiss, sin embargo, se inicia en los años sesenta con sus primeras publicaciones en alemán y, sobre todo, con sus dramas políticos como “Marat/Sade” (1964) o “La indagatoria” (1965).

Esta última obra parte de una transcripción del primero de los llamados procesos de Auschwitz, impulsados por el fiscal Fritz Bauer, en los que -entre 1963 y 1968- se llamó a responder por primera vez ante la justicia alemana a mandos medios del campo de exterminio.

En su libro “Peter Weiss. Der heimatloses Weltburger” (Peter Weiss. El ciudadano del mundo sin patria), Birgit Lahann sostiene que el interés de Weiss estaba centrado siempre en las víctimas, no sólo en las del nazismo sino también en las del estalinismo

En “Marat/Sade”. Peter Weiss opone el individualismo radical, representado por el marques de Sade, con el fanatismo revolucionario de Jean-Paul Marat y sus partidarios y desarrolla una disputa sobre el sentido y sinsentido de las revoluciones y la violencia.

En una de las biografías aparecidas con motivo del centenario –“Peter Weiss. Lebens eines kritischen Intelektuellen” (Peter Weiss. Vida de un intelectual crítico)- Werner Schmidt parte de la gran crisis vivida por Weiss a comienzo de la década de los sesenta a partir de la cual se teje la parte más importante de su obra.

Tras los éxitos de “Marat/Sade” y, sobre todo, “La indagatoria”, que sigue siendo vista en Alemania como una de las aproximaciones literarias más logradas a Auschiwtz y su supervivencia en la memoria alemana, siguieron otros dramas sobre Troski, “Troski en el exilio”, y sobre el poeta alemán Friedrich Hölderlin.

A lo largo de los setenta, cuando ya había logrado como escritor el reconocimiento público que no había alcanzado como pintor y cineasta, Weiss trabajó en la preparación de “Estética de la resistencia”.

Una vez aparecido el tercer tomo en 1981 se concentra en una obra de teatro titulada “El nuevo proceso”, a partir de “El proceso” de Kafka, que estrena en Estocolmo en 1982, dos meses antes de su muerte ocurrida el 10 de mayo de ese año.

“Ninguna de sus preocupaciones estéticas y políticas ha desaparecido”, escribió el escritor Dietmar Dath en un artículo publicado por el diario Frankfurter Allgemeine a propósito del centenario de Weiss.

Poco antes de su muerte, le había sido otorgado el Premio Georg Büchner, considerado como el más importante para la vida y obra de un escritor en el ámbito de la lengua alemana.

Hay quien ha calificado la “Estética de la resistencia” como el último común denominador de la izquierda alemana. EFE (I)

Publicidad