Ecuador. miércoles 20 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ha muerto Alfonso Murriagui, poeta ecuatoriano

Alfonso Murriagui, poeta ecuatoriano.

Alfonso Murriagui, el poeta reductor de cabezas, falleció en la mañana del 19 de enero de 2017, en la ciudad de Quito, a los 86 años de edad.


Publicidad

Un poeta social, así lo describe Diego Velasco, comprometido con las causas sociales. Influenciado por la revolución cubana y los ideales del Che Guevara, Murriagui ingresa al grupo Tzántzico en los años de 1960, el poeta estudiaba Periodismo.

Siendo el mayor del grupo Tzántzico, tenía 33 años, publica el libro 33 abajo (1966), en plena dictadura militar. Libro con alto contenido social, sus versos son una proclama de lucha para agitar el ambiente sumiso y dependiente en que vivía el Ecuador, tanto en la cultura como en la política.

“Nacimos cuando el mundo todavía era bueno, sin hornos crematorios, ni átomos infernales. Deambulamos junto a un río que aún no había sido encadenado; los sueños vivían en nuestros ojos y era fácil pescar las ilusiones debajo de cualquier eucalipto rumoroso…”, así escribió Alfonso Murriagui, nuestro abuelo como lo remarcaba el poeta Diego Velasco, en el manifiesto tzántzico. Alfonso Murriagui era un irreverente tierno. Un abuelo niño.

Alejado de las modas poéticas, el poeta Murriagui fue construyendo su obra en silencio, pero con la convicción de la urgencia de transformar el sistema político, económico, y social en que habitaba él y su gente.

La noticia de su muerte se comenzó a difundir por las redes sociales.

El poeta Diego Velasco Andrade escribía en el muro de Facebook: “EL POETA TZANTZICO ALFONSO MURRIAGUI VALVERDE HA MUERTO…HA CRUZADO EL PUENTE DE ORO! SU OBRA PERMANECE!”

El Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik manifestaba: “UN HOMENAJE AL POETA DE LA RESISTENCIA ECUATORIANA !!”

El escritor Valery Rosero Cartagena declaraba “No estoy triste por la partida de este gran ser humano, tendrá mil historias que contar a la madre tierra”. (I)

___________________

Cristián López Talavera