Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ricky Martin, Penélope Cruz y Édgar Ramírez recrean muerte de Versace

Actores filman muerte de Versace. Foto televen.com

Miami (EE.UU.),  (EFE).- La Miami Beach del año 1997, año en que murió asesinado el diseñador italiano Gianni Versace, revivió estos días, cuando Édgar Ramírez, Penélope Cruz y Ricky Martin se dieron cita en esa ciudad del sur de Florida (EE.UU.) para filmar escenas de la serie “American Crime Story”.


Publicidad

Hasta la mismísima Ocean Drive, donde se levantaba la mansión de Versace, han acudido los actores y equipo técnico para rodar tramos de la tercera temporada de esta serie, dedicada a la historia del modisto italiano y cuyos diez capítulos a estrenarse en 2018 se basan en el libro “Vulgar Favors”, de la periodista Maureen Orth.

El protagonista, el venezolano Édgar Ramírez, impresionó a los curiosos que se apostaron en esa icónica calle, cerca de la zona de filmación, por la caracterización que ha hecho de Versace y que lo ha llevado a subir de peso, a pintar su cabello de blanco y a tener una calva incipiente.

El papel de Antonio D’Amico, pareja del protagonista, recae en el cantante Ricky Martin, quien se dejó ver con el cabello negro y con sus tatuajes totalmente cubiertos por el maquillaje. El puertorriqueño fue visitado además por sus hijos en el set, tal como lo dejó ver en sus redes sociales.

Por su parte, Penélope Cruz, en la ficción Donatella Versace, la hermana del diseñador, ha entrado y salido de su trailer de rubia platino y los labios más carnosos, con un notable parecido a la diseñadora italiana y quien asumió la dirección creativa de la casa Versace, tras la muerte del diseñador.

La serie incluye en su elenco al actor Darren Criss, Blaine Anderson en la serie de televisión “Glee”, y quien en la tercera temporada de “American Crime Story” será Andrew Cunanan, la persona que mató a Versace el 15 de julio de 1997 y asesinó a otras cuatro personas antes de suicidarse.

Precisamente, las escenas del asesinato del modisto fueron grabados en la que fuera su mansión, una antigua villa de estilo romano y convertida desde hace unos años en el hotel “boutique” Casa Casuarina, en donde las habitaciones no bajan de 799 dólares la noche en temporada baja.

Pudo verse de hecho a Ricky Martin y a Ramírez caminando del brazo por la playa, como Versace y D’Amico, durante la grabación de tomas del momento del crimen, ocurrido en las escaleras de la fachada de la mansión. EFE

ac/lce/dsz