Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Buena acogida en Cannes para el elegante “thriller” erótico de François Ozon

La actriz gala Marine Vacth ofrece una rueda de prensa sobre la película "L'amant Double" que se presenta en la competición oficial del Festival de Cannes hoy, 26 de mayo de 2017, en Cannes (Francia). EFE/Getty Images /Pool

Cannes (Francia), may (EFE).- El francés François Ozon gustó mucho hoy en Cannes con “L’amant double”, un thriller erótico y elegante, con ecos de Brian de Palma, David Cronenberg o Alfred Hitchcock, pero situado también bajo el influjo de las sombras de Grey.


Publicidad

“Soy fan de Brian de Palma y de Hitchcock. Adoro la forma en la que De Palma construye los ‘thriller’ y he intentado hacerlo de la misma manera”, reconoció el realizador en la rueda de prensa de Cannes en la que presentó una cinta con la que compite por la Palma de Oro.

Un filme protagonizado por Marine Vacth, Jérémie Renier y Jacqueline Bisset y basado en la novela “Lives of the Twins”, escrita por Joyce Carol Oates bajo el seudónimo de Rosamond Smith.

Chloé (Vacht) es una joven con permanentes dolores de estómago que los médicos creen que tienen origen mental, por lo que empieza a visitar a un psicólogo, Paul (Renier), con el que empieza una relación. Pronto descubre que tiene un hermano gemelo, Louis, también psicólogo.

Una historia que mezcla realidades y sueños. “Como cineasta me parece interesante difuminar las fronteras entre realidad y ficción para que el espectador se interrogue sobre la naturaleza de las imágenes”, explicó el realizador.

Y eso es lo que hace en “L’amant double”, donde lleva al extremo el juego de espejos que le permite el que los protagonistas sean gemelos, un recurso utilizado en muchas ocasiones en el cine.

Uno de los más efectivos es “Dead Ringers”, de David Cronenberg, un filme que revisó Ozon antes de empezar el rodaje.

“Yo creo que incluso Oates debió escribir el libro después de ver el filme de Cronenberg”, dijo el realizador francés, que precisó que la diferencia entre ambos filmes es el punto de vista.

Si Cronenberg narraba la historia desde el punto de vista de los gemelos, a Ozon le interesaba “el punto de vista de esta joven perdida en el mundo de los dos hermanos”.

Es ella la protagonista, un personaje que intenta descubrir cuál es su problema, una búsqueda del misterio en la que participa el espectador, que primero cree que el problema está en el exterior, pero que en realidad es algo interno, una cuestión mental.

Rodada en cuidadísimos escenarios reales de una fría elegancia que recuerda a “Fifty Shades of Grey”, el filme es más erótico en sus intenciones -comienza con el primer plano del interior de una vagina- que en su desarrollo, en el que pesa más la parte psicológica.

Un “verdadero desafío de dirección” para el realizador de películas como “Swimming Pool” o “In the House”, que ha querido jugar con los códigos de género para hacer “algo más lúdico” de lo que en él es habitual.

Una película incluida en la competición oficial de la 70 edición de Cannes, que mañana cerrará sus proyecciones con “Yoy Were Never Really Here”, de la británica Lynne Ramsay y protagonizada por Joaquin Phoenix.

Será el último de los 19 largometrajes que lucharán por la Palma de Oro del festival, que anunciará el domingo el jurado, presidido por el español Pedro Almodóvar. EFE

agf/cr