Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Grandes veteranos y alguna polémica en una Mostra que encara su recta final

Las actrices Michelle Pfeiffer y Jennifer Lawrence posan en el Festival Internacional de Cine de Venecia con motivo del estreno de la cinta de terror de Darren Aronofsky "mother!", el martes 5 de septiembre del 2017 en Venecia, Italia. (Foto por Joel Ryan/Invision/AP)

Venecia (Italia), (EFE).- Estrellas veteranas, como Jane Fonda, Robert Redford o Judi Dench y polémicas como las provocadas por “Mother!”, de Darren Aronofsky, o un documental sobre canibalismo han marcado la primera parte de una Mostra de Venecia donde el mejor cine lo ha puesto Guillermo del Toro.


Publicidad

La fantasía de “The shape of water” es lo que más ha gustado de la competición oficial por el momento, según las clasificaciones que publican los medios especializados, y es también la favorita del público.

Le siguen de cerca el “thriller” con toques de humor “Three Billboards Outside Ebbing, Missouri”; el documental “Ex Libris”, sobre la Biblioteca de Nueva York, y “Foxtrot”, una dura crítica contra la militarización de Israel.

Eso en lo que se refiere a la competición por unos premios que otorgará el jurado presidido por Annette Bening, aunque la atención en la Mostra no es únicamente para la sección oficial.

Así, una de las imágenes que quedarán para el recuerdo será la de Robert Redford y Jane Fonda recogiendo sendos Leones de Oro de honor por dos brillantes trayectorias cinematográficas pero también por su independencia y su activismo político.

Como también las de dos ‘reinas’, que coincidieron en la misma jornada en el Lido de Venecia: las británicas Judi Dench y Helen Mirren.

Ambas lograron el Óscar por sus interpretaciones de reinas y mientras Dench regresó a Venecia de nuevo con una monarca, Victoria, en una película de Stephen Frears, Mirren lo hizo como una mujer que realiza un último viaje en caravana junto a su marido, enfermo de alzheimer, en “The Leisure Seeker”.

Javier Bardem, coprotagonista de la cinta de terror de Darren Aronofsky “mother!”, posa en el Festival Internacional de Cine de Venecia el martes 5 de septiembre del 2017. (Claudio Onorati/ANSA via AP)

Otras estrellas que se han paseado por Venecia son George Clooney, que presentó en la competición su último trabajo como director, “Suburbicon” y no dejó pasar la oportunidad de reflejar su punto de vista contrario a la política del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Acompañado en la rueda de prensa por sus actores, Matt Damon y Julianne Moore, y por la noche junto a su esposa, Amal, en la alfombra roja, es sin duda uno de los protagonistas del lado más glamuroso de la Mostra.

Ethan Hawke, Amanda Seyfried o el compositor japonés Ryuichi Sakamoto han sido otros de los rostros famosos de un festival que proyectó la versión en 3D del mítico vídeo que John Landis rodó para el “Thriller” de Michael Jackson en 1983

Y que dejó espacio para el drama de los refugiados, con un documental en la competición del artista chino Ai Weiwei; en memoria de los desaparecidos políticos del mundo, con la producción chilena “Los versos del olvido” e incluso a los exorcismos, con “The Devil ant Father Amorth”, de William Friedkin.

Desde Latinoamérica, gustaron mucho dos propuestas argentinas, la intimista “Zama”, de Lucrecia Martel, fuera de concurso, y la contenida violencia de “Temporada de caza”, el primer largometraje de Natalia Garagiola.

Pero si ha habido dos películas que han provocado debate en el festival han sido “Mother!” y “Caniba”.

Los primeros abucheos de esta edición se pudieron escuchar hoy tras la primera proyección del filme de Aronoksky, que compite por el León de Oro y que es una historia a medio camino entre el terror y el “thriller” psicológico.

Protagonizada con solvencia por Jennifer Lawrence y Javier Bardem, se esperaba tanto del nuevo trabajo de Aronofsky que la decepción ha sido grande.

Aunque también hubo quien aplaudió el filme, algo que no sucedió con el documental “Caniba” sobre el caso real del japonés Issei Sagawa, que en 1981 asesinó a una joven en París y devoró su cadáver. El abandono generalizado de la sala fue la tónica dominante de la proyección de esta película incluida en la sección Horizontes.

Mucho cine en una sobrecargada primera parte del festival, aunque aún quedan por ver algunas producciones muy esperadas, como “Loving Pablo”, en la que Javier Bardem interpreta al narco colombiano Pablo Escobat, junto a Penélope Cruz y dirigidos por Fernando León de Aranoa.

O el musical sobre la mafia “Ammore e malavita”, lo último del franco tunecino Abdellatif Kechiche (“Mektoub, My Love: Canto Uno”) o la única película a competición dirigida por una mujer, “Angels Wear White”, de la china Vivian Qu. EFE

agf/cr