Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Vestigio” de Javier Gavilanes se expone en Galería Mirador

Obra de Javier Gavilanes en galería Mirador, foto UCSG

Guayaquil.- El miércoles 20 de septiembre en la Galería Mirador de la Universidad Católica de Guayaquil, Javier Gavilanes, inauguró su exposición titulada “Vestigio”, (Alternativas de lo que queda).


Publicidad

Gavilanes fue el ganador del Primer Premio del Salón de Julio – Fundación de Guayaquil, 58 Edición, dirigido por Hernán Pacurucu Cárdenas y conformado por Eduardo Ribera, Ricardo Fuentealba – Fabio, Víctor Hugo Bravo por su obra “Percepciones entrecruzadas”.

Para el Dr. E. Albert Santo: “La expansión del espectro de materiales es provocada por la propia dinámica de la experiencia personal del artista, en otras esferas de su quehacer cotidiano. Tal es el caso de Javier Gavilanes y su vínculo familiar con la carpintería, con los ‘vestigios’ de su memoria personal, asociada al uso de diversos recursos para la elaboración de piezas domésticas.

“En la muestra, el artista propone la intelección de obras construidas a partir de fragmentos de estructuras de policarbononato. Empleado para cubiertas de casas, el material en cuestión exhibe nuevas aplicaciones en variados objetos, de diversos formatos, con una gama de colores y tonalidades sugerentes derivados directamente bien de la pintura, bien del polvo residual de la misma”.

“De uno u otro modo, se remite a la pintura como material de arte y como material de acabados de muebles o viviendas, por lo que opera una suerte de replanteo formal que alude al imaginario de la labora familiar tradicional y a los oficios personales, a los que Gavilanes siempre se siente asociado, de lo que no puede liberarse”.

(…) “Las obras permiten apreciar el reconocido oficio del creador y dialogan de modo ingenioso, y simultáneamente, con las superficies abstractas de Richter, el lenguaje del color y las formas geométricas de Robert Ryman o Agnes Martín, las listas de Buren, con sugerencias deudas constructivistas, minimalistas y neoplasticistas. En el plano formal las piezas dan continuidad a la línea de trabajo inicidada con la obra del autor premiado en el reciente Salón de Julio”.

El artista le cuenta a La República que sus obras, como la del caballete, (que consiste realmente en un caballete), pero en el que ya no juega la pintura de la manera tradicional, sino que acopla esa técnica del pintor de brocha gorda con el pintor artístico y hace conexión con el arte contemporáneo. Otras de sus obras como el cuadrado, se tratan de estructuras citadinas, pero ya deconstruidas, que se conectan con la geometría abstracta. Con los residuos de fórmica que hoy se utilizan en la ferretería, en los sitios donde prepara las pinturas, hace composiciones  a partir de los residuos.

“Toda mi obra tiene esa conexión con lo manual, con lo pictórico, con las otras exposiciones que he realizado, son cosas que ya no puedo dejar.”

María Rosa Jurado

(F)

Cuadrado de Javier Gavilanes, foto La Republica.ec