Ecuador. lunes 20 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Éric Vuillard gana el Goncourt por una obra sobre el nazismo

El escritor francés Eric Vuillard posa para los fotógrafos frente al restaurante Drouant tras ganar el premio Goncourt 2017 por su novela "L'ordre du jour" (lit. El programa del día) en París, Francia, hoy, 6 de noviembre de 2017. Vuillard ganó hoy el premio Goncourt 2017 por "L'ordre du jour", una novela donde narra la llegada al poder de Adolf Hitler y el apoyo sin fisuras de los industriales alemanes a la maquinaria de guerra nazi. EFE/IAN LANGSDON

París, 6 nov (EFE).- El premio Goncourt, el máximo reconocimiento de las letras francesas, recompensó hoy al escritor Éric Vuillard por un texto breve pero potente sobre el ascenso al poder de Adolf Hitler y la anexión de Austria por parte de Alemania en 1938.


Publicidad

Esa inmersión en la historia, contada en apenas 160 páginas, sirvió para distinguir a un autor y cineasta de 49 años nacido en Lyon, que con “14 juillet”, “La bataille d’Occident” o “Congo”, algunas de sus anteriores obras, ya había manifestado su interés por el pasado.

“Para entender ciertas cosas necesitamos un relato. Aunque las cifras puede ser escalofriantes, abrumadoras a veces, encarnar los personajes permite tocar la realidad de una manera diferente”, dijo hoy en una entrevista en Le Figaro.

Vuillard se valió de fotografías, películas, memorias que había leído y de los archivos del juicio de Nuremberg, en el que los jerarcas nazis fueron condenados al final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), para hilar su libro, que se abre el 20 de febrero de 1933. Ese día, Hitler, canciller desde hacía un mes, se reunió en secreto con dirigentes de las principales empresas del país para inculcarles que, si se quería acabar con el comunismo y retomar la prosperidad, debía vencer las legislativas de marzo.

Vuillard acompaña la descripción histórica de los hechos con un comentario crítico de los mismos, que nadie intentó detener por inexplicable que parezca hoy. También subraya los peligrosos mecanismos del olvido. Esas mismas empresas, escribe el autor, siguen fabricando “nuestros coches, nuestras lavadoras y nuestros productos de limpieza”. Más tarde, el libro va avanzando hacia 1938 y la llamada Anschluss, la anexión de Austria por parte de la Alemania nazi, a las puertas del inicio de la Segunda Guerra Mundial.

“La literatura y la historia siempre han tenido relaciones endogámicas”, señaló en Le Figaro Vuillard, que entra en un Olimpo literario en el que entraron en 1919 Marcel Proust por “À l’ombre des jeunes filles en fleurs” (el segundo volumen de “En busca del tiempo perdido”) o Marguerite Duras en 1948 por “L’amant” (“El amante”).

El Goncourt se entregó por primera vez en 1903 y Vuillard sucede en su palmarés a la franco-marroquí Leïla Slimani, que lo obtuvo el año pasado por “Chanson douce”, un thriller sobre el asesinato de dos niños pequeños a manos de su niñera.

Vuillard se impuso por seis votos contra cuatro a Véronique Olmi, que gozaba igualmente de buenas críticas con “Bakhita”, la historia real de una esclava sudanesa canonizada por Juan Pablo II, y dejó atrás en las otras dos rondas de votaciones a Alice Zeniter, con “L’art de perdre”, y Yannick Haenel, con “Tiens ferme ta couronne”.

Aunque el Goncourt solo está dotado con 10 euros (unos 11,6 dólares), su prestigio suele elevar a los premiados a la lista de los más vendidos, con una tirada media de 300.000 ejemplares y numerosas traducciones.

Reflejo de la repercusión mediática y pública que algunos de ellos alcanzan fue hoy el nombramiento de Slimani como representante “personal” del presidente, Emmanuel Macron, para la Francofonía, un papel en el que la joven escritora, de 36 años, tendrá como principal misión, según los medios, la promoción del francés.

La entrega del Goncourt fue acompañada de la del Renaudot, uno de menos brillo que se concede el mismo día y en su mismo restaurante, el Drouant.

En esta ocasión, fue a parar a Olivier Guez por “La disparition de Josef Mengele”, que se adentra en la huida por Latinoamérica del médico de las SS conocido por sus experimentos con los presos en Auschwitz.

Guez, que toma el relevo de la escritora, actriz, novelista y dramaturga francesa Yasmina Reza, premiada el año pasado por “Babylone”, dedicó más de tres años a estudiar a ese “monstruo”, tal y como él lo describe, y ve importante recordar en la actualidad quién era ese personaje y “la mediocridad del Mal”.

La temporada de premios literarios franceses prosigue mañana con la atribución del Décembre y seguirá esta misma semana con los Femina, Flore e Interallié, que se dan a conocer el miércoles, la víspera del Médicis. EFE