Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

River Plate pierder con Belgrano y queda en agonía

River Plate perdió 2-0 el miércoles en su visita a Belgrano de Córdoba y quedó al borde de jugar la próxima temporada en la segunda división del fútbol argentino, algo inédito para ese gigante del fútbol continental.


Publicidad

La humillación de River se vio agravada porque varios de sus propios hinchas rompieron un cerco e ingresaron a la cancha para increpar y empujar a sus jugadores al despuntar el complemento por lo que el cotejo estuvo suspendido unos 20 minutos.

César Mansanelli, de penal, y César Pereyra marcaron los goles en la primera etapa para Belgrano, que dio el primer gran golpe para ocupar el lugar de River en la máxima categoría.

J.J. López, DT de River, llora de impotencia.

“No nos podemos dormir ya que aún quedan 90 minutos”, dijo Mansinelli, quien remató su penal fuerte y a media altura para vulnerar a Juan Pablo Carrizo, uno de los arqueros de la selección argentina para la Copa América que empezará el 1 de julio.

A River le queda una sola vida si es que vence a Belgrano el domingo en el desquite en su estadio Monumental. Los goles como visitante no valen doble.

River, que con 33 títulos es el más ganador en la historia de la liga argentina, es un equipo de primera división que jamás perdió la categoría en sus 110 años de vida y que está revalidando la categoría ante Belgrano, de la segunda división.

Para colmo de sus males, River no podrá contar en el desquite con los defensores Paulo Ferrari y el paraguayo Adalberto Román, así como tampoco con su capitán y centrocampista Matías Almeyda, quienes llegaron a una quinta amonestación, lo que equivale a un partido de suspensión.

“Tenemos que aprovechar esa situación de las ausencias”, dijo el volante uruguayo de Belgrano, Ribair Rodríguez. “Belgrano sabe hacerse fuerte como visitante”.

Insultados por sus hinchas, los jugadores de River se fueron de inmediato y sin hacer declaraciones del estadio de Córdoba, ante unas 20.000 personas.

En Argentina los descensos no son en forma directa al final del campeonato, sino que se determinan por los promedios de puntos de las últimas tres temporadas.

El campeón el Clausura 2011 fue Vélez Sarsfield.

River y su archienemigo Boca Juniors son los equipos más populares del fútbol argentino.

Poco antes, Gimnasia de La Plata derrotó 2-0 a Huracán en un partido de desempate que le dio al vencedor otra oportunidad para revalidar su permanencia en la primera división, mientras que el perdedor descendió a la segunda categoría del fútbol argentino.

El volante Lucas Castro y delantero Claudio Graf, a los 77, anotaron los goles en el estadio La Bombonera de Boca Juniors, debido a que el desempate tenía que jugarse en un escenario neutral.

Ambos equipos habían finalizado empatados en la tabla de promedios que definen la permanencia en la máxima categoría.

Gimnasia ahora jugará una serie de ida y vuelta ante San Martín de San Juan, de la segunda división, por la llamada Promoción.