Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rafael Nadal: “Mañana jugaré”

Después de una ducha reparadora, al filo de la medianoche, Rafa Nadal se cruzó Londres para ir a una cñínica y realizarse una resonancia magnética para aclarar qué le ocurría exactamente en el pie izquierdo, que tanto le había dolido e incomodado en el brillante duelo frente a Del Potro, resuelto a su favor en cuatro sets. “Creí que me había roto el pie”, reveló el tenista en la rueda de prensa tras el encuentro. Pero no ha sido así. “En la resonancia magnética no ha salido nada grave”, expresaron desde su equipo. “Se ha descartado una lesión grave”, ha apuntado el tenista poco después, a través de su cuenta de Facebook. Una sentencia que, de momento y a expensas del entrenamiento que realice esta tarde, confirma su continuidad en Wimbledon. El equipo médico de Nadal, en cualquier caso, quiere estudiárse bien los resultados de la resonancia a lo largo de la tarde.


Publicidad

El tenista, exhausto por el esfuerzo, aún dormía a las 11.30 hora inglesa. Se trataba de descansar para recuperar fuerzas, para no castigar más de lo deseado un pie que parece no tener muy buena pinta. “Sentí algo agudo”, informó Nadal; “fue terrible, me entraron ganas de llorar de dolor”. Le molestaba un hueso. Pero eso no le inclina; el jugador no quiere perder el número uno, darse por vencido en un torneo que adora y donde defiende el cetro, por lo que seguirá en los cuartos de final frente a Mardy Fish, que en Londres está reencontrando su mejor tenis y que en la jornada anterior batió al checo Berdych en tres sets. “Ante Fish necesito estar al cien por cien”, argumentó Nadal; “porque si no va a ser imposible ganarle”.

Tiene un día de descanso, jornada en la que se disputan los cuartos de final femenino. “Esta tarde me entrenaré y mañana jugare”, ha dicho el tenista en Facebook. Wimbledon le aguarda.

Fuente: Diario El País