Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fabregas y Wenger llegan a un pacto

Foto de archivo. AP

La vuelta del Arsenal a los entrenamientos es un momento clave del culebrón Cesc. El deseo del futbolista de jugar en el Barça ya la próxima temporada es evidente y, en esta ocasión, parece que va a ser tenido en cuenta por parte del club inglés y, sobre todo, de su entrenador, Arsène Wenger.


Publicidad

La postura que Cesc Fábregas tomaría a la hora del regreso a los entrenamientos del Arsenal, tras las vacaciones, ha suscitado numerosas especulaciones dada la situación de su más que posible fichaje por el Barcelona. El pasado sábado, según informa el diario AS, su todavía entrenador Arsène Wenger llamó al español y entre ambos pactaron la estrategia a seguir en los próximos días y que puede ser clave en las relaciones entre Arsenal y Barcelona.

Cesc aceptó la propuesta del hombre que le permitió triunfar en el fútbol profesional por respeto a él y a la afición del Arsenal, de la que es capitán e ídolo indiscutible. Wenger pidió al jugador que estuviera mañana en Londres para la tradicional vuelta al trabajo del equipo. Sin embargo, Cesc obtuvo el permiso de su técnico para no entrenarse con el resto del equipo y hacerlo en solitario.

El de Arenys ya había manifestado su oposición a los plantes a su actual equipo, al que asegura deberse hasta que se cierre su fichaje. Por ello, esta estrategia puede contentar a las dos partes: Cesc ve respetado su deseo de marcharse al Barça, a la vez que se acerca el momento, y Wenger no tendrá que lidiar con un rebelde entre sus filas.

No está previsto tampoco que el español viaje con el equipo a tierras asiáticas, donde el Arsenal llevará a cabo buena parte de su pretemporada. El actual capitán de los gunners ni siquiera aparece ya en los carteles promocionales del equipo, por lo que esta semana puede ser definitiva en el culebrón que ha protagonizado Cesc verano tras verano en los últimos años.

Fuente: El Economista