Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Monumental no está listo para la final de Copa América

El estadio Monumental de Buenos Aires no está al día de hoy en condiciones para albergar la final de la Copa América el 24 de julio, advirtió el martes el presidente del comité organizador del torneo José Luis Meiszner.


Publicidad

La cancha de River Plate sufrió daños en episodios de violencia que protagonizaron los hinchas de ese club argentino cuando el equipo perdió un partido contra Belgrano el 26 de junio y descendió a la segunda división.

“Hoy no está en condiciones para la final”, declaró Meiszner a la agencia oficial de noticias Télam.

“El problema no son diez vidrios rotos”, agregó el líder del comité organizador, quien dijo que los daños afectan “la capacidad de conectividad, las condiciones de trabajo que deben garantizarse para la prensa y otras cuestiones obligatorias para partidos de la magnitud de una final de Copa América”.

Los hinchas de River destrozaron vitrinas, arrancaron butacas, carteles de publicidad y dañaron baños del estadio.

The Associated Press llamó a la organización de la competencia y no obtuvo respuesta.

El dirigente destacó que una decisión definitiva sobre la sede de la final deberá tomarse “cuanto antes”, tras una inspección de las autoridades.

“Nuestra máxima aspiración, como organizadores, es no modificar nada (la sede de la final), pero hoy tenemos un estadio que, producto de los episodios conocidos, no está en condiciones para la final”, señaló.

Destacó que “no hay otro estadio con la capacidad de plateas como tiene River. Pero a mí, como presidente del Comité Organizador, me tienen que asegurar que se podrá jugar la final y no queda mucho tiempo”.

Antes del inició de la competencia, la sede de La Plata, escenario de la inauguración de la competencia el viernes pasado, también corrió peligro por el estado de su campo de juego.

Pero el certamen se inauguró en ese escenario con el empate 1-1 entre Argentina y Bolivia y el domingo Brasil y Venezuela volvieron a jugar allí con ese mismo resultado.