Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Levante traspasará a Caicedo por 10,7 millones al Lokomotiv

El Levante ha alcanzado un principio de acuerdo con el Lokomotiv de Moscú para traspasar a Felipe Caicedo por 7,5 millones (10,7 millones de dólares) de euros más una serie de variables en torno a los 2,5 (3,5 millones de dólares) con los que la entidad granota cobraría más de los 10 (14,3 millones de dóalres) que figuran en la cláusula de rescisión del ecuatoriano. A falta de unos flecos que no deberían suponer un gran problema para hacerse oficial, la operación está vista para sentencia tras la maratoniana reunión que el miércoles mantuvieron en Valencia Quico Catalán y Manolo Salvador con los emisarios del club ruso y varios intermedarios. Un cónclave determinante que SUPER desvelaba a primera hora de la mañana en la edición impresa y esta web.


Publicidad

Antes que nada, Quico Catalán quiere cumplir con los pasos protocolarios y comunicarle en las próximas horas al Consejo de administración la
existencia de esta oferta que pese a no llegar a la cláusula sí que satisface al presidente. Quico tiene previsto detallar minuciosamente a los consejeros la letra pequeña de un acuerdo que considera muy beneficioso por el cual el Levante cobrará extras si, entre otras cosas, el Lokomotiv se clasifica para la Europa League o la Champions o si Felipe marca más de 15 goles, en cuyo caso percibiría 500.000 (717.000 dólares) euros adicionales. Esta tarde, coincidiendo con el regreso de la primera plantilla a los entrenamientos, está previsto el club confirme con luz y taquígrafos que la negociación está a punto de caramelo.

Uno de los motivos que ha empujado al Levante a acelerar el traspaso ha sido la presión que Felipao está haciendo para que el Levante acepte la oferta del Lokomotiv. El ecuatoriano firmará un contrato de cuatro campañas y cuadruplicará su actual salario. Su situación, de hecho, se había convertido ya en insostenible puesto que no estaba dispuesto a cumplir su contrato por las buenas, lo que ha empujado al presidente a no esperarse más y a aceptar una oferta muy superior a la de cinco millones que ni contempló hace unas semanas aunque inferior, eso sí, a los 8,5 que el Anzhí daba en marzo.

Pese a la barrera del convenio con los acreedores, el Levante tiene previsto hacer un esfuerzo económico para encontrar un sustituto de garantías. Javi Guerra continúa siendo el objetivo número uno, aunque en el ramillete de futuribles hay otros nombres, incluidos algunos mediáticos, que pueden resultar muy ilusionantes tanto para la afición como para el entrenador, Juan Ignacio Martínez, informado puntualmente de todo.

Fuente: Superdeporte