Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Betis 2011-12 va a echar a andar en unos días y ya van llegando a Sevilla los que serán sus protagonistas. Ayer lo hizo Jefferson Montero, el único jugador de ataque que por ahora se ha incorporado en este mercado invernal. También es el único foráneo. Arribaron Fabricio, Chica, Mario y Matilla previamente. Todos habían pasado por Sevilla y sólo resta la presentación del portero canario y del extremo ecuatoriano cedido por el Villarreal. Para su puesta de largo tendrán que esperar los béticos, ya que no se producirá hasta los primeros días de la semana próxima. Además, se ha generado una gran expectación entre la colonia ecuatoriana de nuestra ciudad y región, deseosa de seguir en el Betis las evoluciones de un futbolista prometedor.


Publicidad

Jefferson Montero abandonó ayer Ecuador junto a su representante con las pilas cargadas por unas vacaciones relajantes, puesto que no fue citado para disputar la Copa América con su selección, cuya elástica ha vestido en quince ocasiones a pesar de contar con sólo 21 años. El veloz extremo anunciaba su llegada a través de twitter y arribaba al aeropuerto de San Pablo a primera hora de la tarde y era recibido por Vlada Stosic, director deportivo verdiblanco.

En el aeródromo sevillano ofrecía sus primeras impresiones como jugador verdiblanco, aunque hoy se someterá al pertinente reconocimiento médico antes de firmar su contrato de cesión por una temporada sin opción de compra que se acordó con el Villarreal en el marco del traspaso de Javier Matilla. «Estoy contento por estar aquí, por tener esta oportunidad y voy a intentar aprovecharla al máximo. Cuando el Villarreal, que es el dueño de mi pase, se puso de acuerdo con el Betis no hubo ningún problema conmigo. Estoy ilusionado por jugar en este equipo. Quiero ayudar al Betis y llegar lo más lejos posible esta temporada», afirmaba el jugador suramericano.

Además, comenzaba con buen pie al brindar elogios a su nuevo club y los incondicionales verdiblancos, que están deseando comprobar sus evoluciones sobre el terreno de juego. «El Betis es un grande. Jugué en este estadio hace dos temporadas con el filial y recuerdo que era una afición increíble y eso motiva mucho», aseguraba Montero, quien volvió loca a la zaga bética al final de la primera mitad (salió en el minuto 26 en lugar de Marco Ruben) y fue uno de los mejores en un partido que, eso sí, finalizó con un 4-0 a favor de los entonces dirigidos por Tapia.

«Mi cesión del año pasado al Levante en Primera fue muy importante para mí. Ahora llego al Betis, que es una experiencia muy grande. Sé que Sevilla es una ciudad muy linda. Tengo amigos aquí que me han contado cosas de la ciudad», concluía Montero, quien hoy se convertirá en el quinto refuerzo oficial del Betis para la próxima campaña y el lunes comenzará a ejercitarse con sus compañeros a las órdenes de Pepe Mel.

Fuente: ABC de Sevilla