Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Menezes hará cambios para medir a Ecuador

Brasil no ha demostrado por el momento todo lo que presumía en la previa a la Copa América. Por ende las críticas al seleccionado que conduce Mano Menezes crecen a medida que pasan los días. Dentro de ese contexto, el entrenador admitió que para el partido del miércoles en el Mario Alberto Kempes, frente a Ecuador, habrá “cambios específicos”.


Publicidad

“Tenemos grandes jugadores y seguramente haga cambios específicos en la formación, más allá de que no me gusta estar cambiando todo el tiempo porque se crea inseguridad”, dijo Menezes, quien metió mano” en la formación con la salida de Robinho para jugar contra Paraguay, pero la agónica igualdad cosechada el sábado en Córdoba ante el conjunto “guaraní” lo dejó insatisfecho y volverá a hacer modificaciones.

La primera opción que asoma es el ingreso de Fred, delantero autor del gol con el que empató 2-2 con Paraguay. “Fred es un jugador de área y nos permite crear situaciones de gol”, dijo Menezes, que podría definir entonces la salida del delantero de Milan de Italia Alexander Pato.

“Las necesidades de un técnico dependen de los partidos. No voy a transformar a Jadson (quien contra Paraguay ocupó el lugar de Robinho, en un cambio muy cuestionado por la prensa de su país) en el centro de discusiones”, apuntó Menezes.

El DT aseguró también que mantuvo una conversación con Robinho: “Siempre que saco a un jugador me reúno para darle mis explicaciones. No son charlas largas necesariamente, pero les comento cuál es mi intención cuando tomo esa determinación. En el caso de Robinho, interpreté que ante Paraguay necesitaba un armador. El no lo és y Jadson sí”, agregó.

Menezes defendió también a Neymar, la joya del fútbol de Brasil: “Es una de nuestras grandes promesas. Ya es una realidad en Santos y lo demostró en los amistosos que hizo en la selección. Sólo que ahora está enfrentando un torneo más duro. No es el casi rey que decían que era la semana pasada y tampoco ahora pasó a ser un jugador malo por haber tenido dos actuaciones no tan buenas”.

Fuente: La Mañana de Córdoba