Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

‘Pacman’ Jones podría ir a prisión hasta por un año

El jugador de la NFL, Adam “Pacman” Jones, podría pasar hasta un año en una prisión en Nevada, por violar los términos de su libertad condicional, luego de ser detenido el fin de semana en Cincinnati, dijo el lunes el fiscal principal en Las Vegas.


Publicidad

El fiscal de distrito en el condado de Clark, David Roger, dijo que, antes de que presente el caso ante un juez en Nevada, revisará los informes policiales sobre la detención del cornerback de los Bengals de Cincinnati, de 27 años, quien supuestamente se resistió a un arresto e incurrió en el delito menor de conducta desordenada, en un bar de Ohio.

Jones fue sentenciado en febrero a un año de libertad condicional por su participación en una trifulca ocurrida en el 2007, en un club nocturno de la avenida principal de Las Vegas. Tres personas fueron heridas de bala en la pelea.

“Una de las condiciones de su libertad condicional era que no se metiera en problemas”, dijo Roger a The Associated Press. “No hemos visto los reportes todavía”.

El abogado de Jones en Las Vegas, Robert Langford, dijo a la AP que, con base en el relato de su cliente sobre el arresto, podrían desecharse los cargos en Ohio. Langford se negó a dar detalles.

“Con base en los hechos que he escuchado, esto se resolverá a nuestro favor”, dijo.

El caso se suma a una larga lista de problemas extradeportivos enfrentados por Jones, seleccionado en la primera ronda del reclutamiento colegial del 2005 por los Titans de Tenesí. Ha sido detenido al menos otras seis veces en los últimos años, y se ha involucrado en una decena de problemas que han requerido de la intervención policial.

La NFL lo suspendió por toda la temporada del 2007 y por seis partidos en el 2008, después de algunos de esos escándalos. Se perdió la campaña del 2009 antes de firmar un contrato por dos años para jugar con Cincinnati, en mayo del 2010.

Las autoridades en Cincinnati reportaron que Jones trató de huir de la policía después de que se le acusó de proferir insultos en un bar de Cincinnati.

Jones negó las acusaciones después de salir de la cárcel.