Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina y Uruguay con esquemas listos para el gran duelo

La Selección argentina buscará mañana continuar su camino hacia su primer título en los últimos 18 años, cuando enfrente en un duelo con historia a Uruguay en Santa Fe, por los cuartos de final de la Copa América 2011.


Publicidad

El encuentro se disputará a las 19:15 en el estadio Brigadier Estanislao López de Colón de Santa Fe, el mismo de donde hace una semana el conjunto dirigido por Sergio Batista se retiró silbado e insultado por el bajo rendimiento demostrado en los dos empates iniciales ante Bolivia y Colombia.

El árbitro será un viejo conocido del fútbol sudamericano por sus constantes apariciones en instancias definitivas de las copas internacionales, el paraguayo Carlos Amarilla, secundado por su compatriota Nicolás Yedros y el venezolano Luis Sánchez.

Argentina, que terminó segundo en el grupo A detrás de Colombia con dos empates y una victoria, tendrá la difícil tarea de reafirmar el juego desplegado en la goleada 3-0 ante Costa Rica, mientras que Uruguay -segundo de la zona C- intentará dar el golpe ante el local tal como ocurrió en 1987, cuando lo derrotó 1-0 en el Monumental de Núñez.

Se trata de un partido especial, además, porque el clásico rioplatense determinará quién tropieza y quién sigue en carrera en su ambición de convertirse en el equipo más ganador de la historia en el torneo: hasta ahora, ambos suman 14 títulos.

Por primera vez, Sergio Batista confirmó en las últimas horas que los mismos once jugadores que salieron a la cancha en el estadio Mario Alberto Kempes y que le dieron un primer enjuague a la cara de la Selección albiceleste, estarán de arranque en Santa Fe.

El “Maestro” Oscar Washington Tabárez ya advirtió que planteará un partido de mucho roce en el medio de la cancha y buscará pelotazos largos para sus temibles delanteros Luis Suárez y Diego Forlán, que pese a estar con la pólvora mojada -no mete goles en la Selección desde el Mundial de Sudáfrica- exige mucho.

Por eso, “Checho” Batista trató de mejorar esta semana la sincronización entre los centrales Nicolás Burdisso y Gabriel Milito, éste último con más errores que aciertos en los tres partidos.

Otro de los detalles que la dupla central albiceleste deberá tener en cuenta será la cobertura de los huecos que dejen tanto Pablo Zabaleta como Javier Zanetti cuando se posicionen en ataque.

Y una de las principales premisas en la faceta defensiva será evitar los foules en el último cuarto de cancha antes de llegar a Sergio Romero.

Con hombres de gran cabezazo como Diego Lugano y Mauricio Victorino, más la precisa pegada de Diego Forlán, los defensores argentinos, que justamente no se caracterizan por una altura que les permita ser impenetrables.

En la guerra del mediocampo como primera medida será vital para los dirigidos por Sergio Batista la movilidad que puedan emplearle al balón y la búsqueda de espacios vacíos.

Está claro que no tendrán la libertad que les dio Costa Rica en Córdoba, y que el planteo que tendrán enfrente se parecerá más a los que hicieron Bolivia y Colombia, con mucha gente y entrega para doblar las marcas.

Fernando Gago, pieza vital en Córdoba, tendrá la responsabilidad de distribuir la pelota y dictar los tiempos del equipo.

En su espalda también cargará con la necesidad de quitarle la presión al astro Lionel Messi, y que el “10” no se tire atrás como ocurrió en los dos primeros encuentros y reciba la pelota en la zona de explosión y cambio de ritmo del ataque.

En ese lugar también será importante el trabajo de Angel Di María, de mucho despliegue el lunes pasado, lo que permitió abrir espacios y llevar marcas para descompaginar la defensa rival.

Y en ataque se apostará por el buen momento con el arco de Sergio Agüero y la ubicación de Gonzalo Higuaín, goleador de la Argentina en Sudáfrica, que a pesar de no anotar goles, tuvo varias oportunidades de convertir.

Con la posibilidad de que la lluvia aparezca como condimento más dramático para esta historia, y con casi 40 mil argentinos contra apenas dos mil uruguayos en las tribunas, dos selecciones con historia buscarán seguir escribiéndola en Santa Fe.

Probables alineaciones:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Nicolás Burdisso, Gabriel Milito y Javier Zanetti; Fernando Gago y Javier Mascherano; Angel Di María; Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero
DT: Sergio Batista

Uruguay: Fernando Muslera; Maxi Pereira, Diego Lugano, Mauricio Victorino y Martín Cáceres; Alvaro González, Diego Pérez, Egidio Arévalo Ríos y Alvaro Pereira; Diego Forlán y Luis Suárez
DT: Oscar Tabárez

Fuente: Terra Argentina