Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lionel Messi: “A ninguno nos gusta que nos silben y nos puteen”

El crack Lionel Messi reafirmó su  decisión de jugar con la selección argentina de fútbol, pese a las  críticas y la dolorosa reprobación de la hinchada. Pero nada alterará  su decisión de vestir la camiseta albiceleste ni su ambición de darle  un título tras  18 años de sequía.


Publicidad

“No es la primera vez que me pasa esto con los medios de acá, en  Argentina. Ya viví situaciones parecidas, muchas, pero eso no me hace  cambiar cada vez que hay que venir a la selección. Vengo a la  selección porque lo siento, porque quiero jugar, y siempre intentar  lo mejor”, aseguró Messi en una rueda de prensa.

“Las críticas de la gente me molestan a mí y a todos pero somos  conscientes de que no hicimos las cosas bien y por eso se dio todo  eso”, reconoció la Pulga, tras la reprobación y los silbidos que  recibió junto a sus compañeros tras los dos pobres empates en el  torneo sudamericano. “A ninguno nos gusta que nos silben, nos  puteen”, concluyó.

Messi, de 24 años, vive una nueva prueba de fuego con la selección  argentina. Se quedó abatido por el bajo rendimiento del equipo en  los primeros dos partidos, con sendos empates ante Bolivia y Colombia  que pusieron en riesgo la clasificación del combinado anfitrión.   Pero renació y se lució en la goleada por 3-0 a Costa Rica, un  rival débil que le permitió al equipo dirigido por Sergio Batista  recuperar confianza y seguir en camino rumbo a su gran ambición,  ganar la Copa. La Pulga obtuvo todos los reconocimientos posibles  con el Barcelona, pero sabe que para alcanzar la consagración total  necesita un título importante con su selección.

“Sufrimos mucho por las críticas pero al mismo tiempo nos ayudó.  Es verdad que nos hizo más fuerte como grupo”, subrayó la estrella  del Barcelona.

El próximo desafío albiceleste será Uruguay, en el partido por los  cuartos de final que jugará el próximo sábado en Santa Fe.  “Estábamos dolidos por los dos primeros partidos, contra Costa  Rica fue diferente y ahora hay que pensar en lo que viene, un partido  difícil y si perdemos ya no podremos hacer nada”, advirtió.

La máxima figura del fútbol mundial mantiene viva su ilusión de  ganar la Copa América. “Soñamos todos con eso, pero también queremos  ir de a poquito, Uruguay va a ser un partido complicado y no nos queremos adelantar a nada”.  “Soñamos antes de la Copa poder conseguirla, seguimos soñando y es  lo que más queremos, Argentina necesita un título, hace mucho tiempo que no lo tiene, y la última Copa América se nos escapó por poquito”,  expresó.

Messi analizó con cuidado el nuevo clásico del Río de la Plata.  “(Diego) Forlan es un grandísimo jugador. Se complementa muy bien con  (Luis) Suárez, son muy peligrosos y de gran calidad. Es una selección  muy fuerte que viene de hacer un gran Mundial. Los dos (equipos)  sabemos que no podemos cometer errores porque ya quedás afuera. Es  una final, es un partido diferente a los que jugamos antes, va a ser  totalmente diferente”, anticipó.

El crack insistió en tanto en que es “un error” comparar al  Barcelona con la selección argentina.  “El Barcelona es un equipo que hace mucho tiempo que viene  trabajando junto, que ya tiene todas las cosas prácticamente  agarradas. Nosotros intentamos parecernos un poquito al Barcelona en  el hecho de querer tener siempre la pelota, mantenerla, jugar, pero  no se puede comparar en lo grupal ni en lo individual”, aseveró el  delantero.

La “Pulga” aseguró además que se adapta a la posición que le  indique el técnico Sergio Batista, pero admitió que en el nuevo  esquema que usó ante Costa Rica, más volcado a la derecha, se sintió  más cómodo.  “Al jugar por el medio no encontrábamos mucho el espacio porque se  juntaba mucha gente, al salir yo afuera no había tanta gente  alrededor, fue diferente. Ojalá contra Uruguay pase lo mismo y  podamos encontrar esos espacios”, deseó.

“Siempre intento ubicarme y estar bien dentro de la cancha para  ser una opción para mis compañeros, a veces sale bien, otras no.  Jugar contra selecciones de Sudamérica es muy difícil, la mayoría te  arma dos líneas de cuatro atrás, te cierran espacios y es muy difícil  moverte”, señaló.

En ese sentido, remarcó que es un torneo “muy parejo”. “A todas  las selecciones que a priori parecen favoritas, a todas se les  complica. Se emparejó mucho y por eso se ven partidos muy igualados”,  analizó.

Fuente: Diario de Sevilla