Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Barca incorpora 80 juveniles; Joel Valencia en duda

La estructura general del fútbol formativo blaugrana se mantiene muy similar a la del curso pasado, con el único cambio relevante de la reducción de plantillas. En algunos equipos se habían llegado a acumular hasta 25 jugadores, lo que convertía su gestión en muy complicada, tratándose de una etapa en la que todos los componentes del conjunto han de participar de los partidos en términos similares. Para evitar este desequilibrio se ha implantado la “norma de los 20” para el curso que viene, con la intención de que ninguna plantilla de fútbol-11 disponga de menos de 19 jugadores ni de más de 21.


Publicidad

Como es lógico, el número de incorporaciones mantiene una cierta progresión piramidal: 22 jugadores llegarán para la categoría Benjamín; 14 a la Alevín; 14 a la Infantil; 10 a la Cadete; y 11 a la Juvenil, además de las incorporaciones en ambos extremos de esta pirámide: cinco jugadores para el PreBenjamín y una cifra aún incierta en el Barça B, probablemente limitada a tres o cuatro futbolistas: Cristian Lobato (extremo izquierdo con posibilidades de jugar de lateral), Kiko Femenía (capaz de ocupar todo el carril derecho), un delantero centro y quizás otra pieza más.

59 CATALANES

Por posiciones, las incorporaciones muestran que llegan 9 porteros, 16 defensas, 30 centrocampistas y 25 delanteros, si bien varias de estas cifras serán muy matizables, pues los roles de juego en el Barça difieren bastante de otros equipos y lo que, en origen, puede considerarse un centrocampista acostumbra a convertirse en un defensa cuando viste de blaugrana; y son muchos los extremos reconvertidos en laterales. Por procedencias, la mayoría llega de forma abrumadora de clubes catalanes: un total de 59 incorporaciones, procedentes de 32 clubes distintos del territorio catalán.

En el ámbito español, 15 jugadores llegarán al Barça provinentes de once clubes distintos, destacando la incorporación de cinco futbolistas de la zona levantina y cuatro sevillanos. En cuanto a extranjeros, son seis los chicos que vestirán la camiseta blaugrana: dos coreanos, un holandés, un portugués, un estadounidense y un japonés.

Los clubes catalanes donde más jugadores ha captado el Barça son: Espanyol (7), Cornellà (6, aunque dos estaban cedidos), Mataró (4), Damm (3) y Calella (3). El 75% de los jugadores catalanes que llegan, lo hace para jugar en las categorías más pequeñas: entre PreBenjamín (nacidos en 2004) y el Infantil B (1999). A partir de dicha edad (12-13 años) y hasta el Barça B, la distribución es muy distinta: 14 catalanes, 15 del resto de España y 4 extranjeros. Esta circunstancia es habitual en el fútbol formativo: el primer círculo de captación en edades menores siempre es Catalunya; el segundo se centra en el resto de España, pero sólo a partir de una edad mínima; y el tercer círculo, el mundial, únicamente se emplea para casos muy puntuales, dada su complejidad logística.

El coste de todas estas incorporaciones no ha sido desvelado por el club, pero en los casos más sobresalientes se han abonado hasta 100.000 euros en concepto de derechos de formación por alguno de los juveniles que se contratan.

Se observa en el trabajo de captación de los 21 scouters que el Barça tiene repartido por toda España un detalle muy relevante: la búsqueda de jugadores de perfil muy específico que superen el nivel técnico de los jugadores a los que se da de baja.

En este sentido se advierte de forma muy palmaria la incorporación de futbolistas de gran categoría que completarán equipos ya muy rodados en las edades superiores (juveniles y cadetes). Guardametas como los juveniles Miguel Bañuz, José Aurelio Suárez o el cadete Guillermo Lara vienen a cubrir algunos huecos sensibles en la portería. En defensa destaca la llegada del central cadete Rodrigo Tarín, de un perfil similar al de Alberto Botía. Como mediocentros se cree firmemente en el leridano Joel Huertas y también en el cadete Albert Torras, del Espanyol. En posiciones ofensivas, todavía por definir, hay tres jugadores de mucha categoría, pendientes de confirmación: Miguel Ángel Sainz-Maza, interior del Racing por quien puja el Manchester City; el ecuatoriano Joel Valencia, en demarcación similar; y el sportinguista Juan Mera, alguno de los cuales podría empezar el curso en el Juvenil A y acabarlo en el Barça B. El City ya consiguió el pase de Denis Suárez, del Celta, pretendido para el Juvenil A; y el Málaga ha frenado la llegada de Brahim Abdelkader, aunque el Barça sigue teniendo la firma de su padre en vigor.

SEIS EXTRANJEROS

Los seis jugadores extranjeros que llegan al club pertenecen a cinco nacionalidades diferentes. Con 10 años se incorpora el delantero japonés Takefusa Kubo, que no vivirá en La Masia, sino en domicilio particular con su madre. Kubo estuvo a prueba a mediados de abril en la Ciutat Esportiva y convenció a los técnicos, al igual que el mediocentro Ben Lederman, de 11 años, el primer estadounidense que se suma al Barça. Dos coreanos nacidos en 1998 y apellidados Jang y Lee se incorporarán al Infantil A. Ambos fueron avistados en partidos de la selección coreana y definitivamente aceptados tras la Copa Danone disputada en Sudáfrica. Un portugués y un holandés cierran la nómina de extranjeros: en este caso, ambos llegarían para completar el Infantil B, pero sus contrataciones tienen flecos por culminar.

La continuidad de los tres entrenadores de la última fase previa al Barça B (Óscar García y Sergi Barjuán en juveniles y García Pimienta en Cadete A) garantiza la progresión en la formación futbolística de los elegidos y la preparación para el profesionalismo. Son tres entrenadores exigentes que la próxima temporada dispondrán de mejores plantillas y más coherentes, además de reducidas en número a esos citados 20 jugadores.

Fuente: Diario Sport