Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Uruguay despide al anfitrión de la Copa y clasifica a semifinales

La Copa se vino abajo, alegría para los uruguayos y decepción para los argentinos. En un partido agónico que se definió en la tanda de penales (1×1 en el tiempo regular), la Selección de Uruguay derrotó 4×5 a la Selección de Argentina y se plantó en semifinales donde deberá enfrentar a la ya clasificada Perú.


Publicidad

En un primer tiempo de campanillas, la selecciones de Argentina y Uruguay dejaron todo en la cancha, haciendo, cada uno por momentos, gala de buen fútbol, entrega y gol, siendo la selección Argentina en mayor parte de la etapa inicial el combinado que mejor fútbol mostró con picos importantes de rendimiento de jugadores como Fernando Gago, Leionel Messi y Sergio Agüero.

Diego Pérez celebra el 0x1 a favor de Uruguay.

A los pocos minutos de iniciado el partido Argentina comenzó con la lluvia de emociones llegando hasta las inmediaciones del arco uruguayo anunciando que su presión iba a ser intensa y que buscarían el gol de apertura de manera inmediata. No obstante, a los 6 minutos de juego Uruguay hacía su primer acercamiento y marcaba una efectividad perfecta, un ataque, un gol. Tras un centro pasado hasta el segundo palo, Martín Cáceres bajaba la pelota de cabeza, Diego Pérez llegaba solo por el otro costado del área y con algo de dificultad se deslizaba y remataba la pelota que traspasaba en su totalidad la línea de meta. Milito intentaba sacar la pelota pero el juez central Carlos Amarilla decretaba la anotación con total razón.

El gol no fue escarmiento para los dirigidos por Batista, por el contrario, fue un sacudón que ayudó a la “albiceleste” incrementar su nivel, siendo así que comenzaron a brillar en sus mejores momentos los mediocampistas Fernando Gago y Lionel Messi, el primero con una cobertura extraordinaria y veloz en recuperación acompañada de habilitaciones frontales, y el segundo, con la magia en todo su esplendor.

A los 15 quince minutos Sergio Agüero llegaba por la izquierda hasta la última línea, anunciado la profundidad que comenzaban a tener los gauchos, y solo tres minutos después, a los 18, Gonzalo Higuaín vacunaba de cabeza la portería de Fernando Muslera gracias a un centro vertical de Lionel Messi. Precisión en la habilitación más efectividad en el remate, ponía la igualdad en el partido.

Gonzalo Higuaín celebra el 1x1 gracias a la asistencia de Lionel Messi.

El juego se volvió intenso, de ida y vuelta, con dominio alternado entre las dos selecciones. Carlos Amarilla y sus asistentes comenzaban a tener un duro trabajo, debiendo anular un gol para cada selección y además expulsando justificadamente a Diego Pérez de Uruguay por doble amonestación.

Sobre el final del primer tiempo Uruguay con un hombre menos recuperaba terreno y estaba a punto de marcar una nueva ventaja a su favor en dos oportunidades, primero con un centro al área que Scotti estuvo a punto de conectar de no ser por la llegada precisa de Milito, y luego con un remate de cabeza de Diego Lugano que estremecía el horizontal.

La etapa de complemento decaía considerablemente con relación al primer tiempo. Contradictoriamente desde que Uruguay comenzó a jugar con un hombre menos en el primer tiempo, redobló esfuerzos y Argentina no supo aprovecharlo.

En la segunda etapa el juego de los anfitriones de la Copa pasaba casi desapercibido por más de treinta minutos. Los defensas centrales Burdisso y Milito pasaban apuros con la movilidad de Suárez; Mascherano defeccionaba, Gago desaparecía, Messi se quedaba sin socios y Agüero se perdía entre los defensores.

Javier Pastore ingresaba al campo para reemplazar a un desconocido Di María que había sido uno de los puntos más bajos del primer tiempo y a partir de su ingreso Argentina despertaba tal como sucedía al minuto 77 cuando Lionel Messi metía un pase frontal al área que lo recibía Higuaín, que con un remate de media vuelta, fulminaba al atento Muslera que desviaba la pelota al tiro de esquina.

Uruguay mostraba la réplica de inmediato. Luis Suárez burlaba a los defensores con un preciso pase en callejón entre Burdisso y Milito. Diego Forlán llegaba con las justas, punteaba la pelota pero el portero Romero interponía su pecho y evitaba el gol.

Pero si la acción de Romero había sido buena, las de Muslera eran extraordinarias. Al minuto 86 Javier Mascherano era expulsado y dejaba en igualdad de condiciones a ambos equipos, pero Argentina que había levantado su nivel no bajaba los brazos. Faltando solo un minuto para la finalización del tiempo regular, Muslera se lucía en dos ocasiones, primero desviando con la punta de su pie un tiro libre de Tévez que se desviaba en la barrera, y en la misma jugada arriesgando su físico, poniendo “el pecho a las balas” y aguantando un remate a quema ropa de Higuaín.

Fernando Muslera fue la figura del partido.

Con el marcador empatado 1×1 en el tiempo regular, debían jugarse los suplementarios, de 15 minutos cada tiempo. Y todo lo que había hecho falta en el segundo tiempo del partido se viviría en los suplementarios, principalmente en la segunda parte, aunque en la primera Gonzalo Higuaín que nunca paró de correr, reventaba el vertical derecho de Muslera tras un pase de Zanetti.

En la segunda mitad suplementaria Argentina se transformaba en una fiera hambrienta de llegar a las semifinales. Uruguay pese a haber conservado dos cambios para los últimos minutos no podría con el peso de una Argentina que metía a toda la selección charrúa en su propio arco.

Sin duda el portero Muslera se convertía en la figura del tiempo regular y los suplementarios. En los últimos minutos evitaba un remate de Messi, una definición de Higuaín y un riflazo de Pastore. Todo estaba dicho, terminaba el tiempo y el juego debía definirse en penales.

Ya en la definición por penales Uruguay sería el mejor con una tanda impecable de ejecuciones y se llevaba la clasificación a semifinales. Por Argentina anotaron Lionel Messi, Nicolás Burdisso, Javier Pastore, Gonzalo Higuaín, en tanto que erró Carlos Tévez (atajado por Muslera). Por su parte, en Uruguay lo hicieron todos sus ejecutores, Diego Forlán, Luis Suárez, Andrés Scotti, Walter Gargano y Martín Cáceres.

Leonel Messi, en el suelo.

Alineaciones:

Argentina: Sergio Romero; Pablo Zabaleta TA, Nicolás Burdisso TA, Gabriel Milito TA, Javier Zanetti; Javier Mascherano TR; Fernando Gago (Lucas Biglia 96′), Ángel Di María (Javier Pastore 72′); Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero (Carlos Tévez 84′ TA)
DT:
Sergio Batista

Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, Diego Lugano, Mauricio Vitorino (Andrés Scotti 19′), Martín Cáceres TA; Diego Pérez TR, Egidio Arévalo Ríos (Sebastián Eguren 110′); Álvaro González TA, Álvaro Pereira (Walter Gargano 110′); Luis Suárez, Diego Forlán
DT: Óscar Washington Tabárez

1 Comentario el Uruguay despide al anfitrión de la Copa y clasifica a semifinales

  1. La gloriosa celeste, que barbaro ! Estos muchachos si saben los que es jugar por amor a la camiseta, exclente! los bajaron a los anfitriones y se perfilan como seguros candidatos al titulo, ratificando porque llegaron a las instancias finales en la copa del mundo.

Los comentarios están cerrados.