Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Deportivo Cuenca completa sus refuerzos foráneos

Con los fichajes de dos jugadores que podrían llegar a resultar un extraordinario aporte, el Deportivo Cuenca cerró las contrataciones extranjeras hasta final de temporada. La salida de los jugadores Damián Ledesma, Omar Guerra y Néstor Ayala dejaron la puerta abierta para la contratación de tres jugadores extranjeros. El primero en llegar fue, casi un mes atrás, el defensa argentino Facundo Imboden. Ahora se sumarán dos jugadores argentinos más al equipo que dirige el técnico “gaucho” Luis Soler. Se trata de los ofensivos Javier Sebastián Robles y Federico Raúl Laurito, mediocampista y delantero respectivamente.


Publicidad

Robles, oriundo de Buenos Aires, y mediocampista de creación, debutó como profesional en Vélez Sarsfield y al poco tiempo partió al fútbol chileno (Santiago Wanderers) donde por menos de un año tuvo una aceptable actuación. Luego regresó a su país de origen para actuar en Olimpo de Bahía Blanca donde principalmente se dio a conocer. También tuvo dos cortas experiencias en el exterior, primero en el San José Earthquakes de la MLS y finalmente en el Iraklis de Grecia, ambos equipos en los que tuvo poca actividad.

De su parte, Federido Laurito, nacido en Rosario, y potente delantero de área, gracias a su pasaporte comunitario partió muy joven a Italia incorporándose al Udinese de Italia con apenas 16 años de edad, club en el que nunca llegó a debutar. La larga experiencia de Laurito en Italia, a quien se lo llegó a catalogar como un “crack en potencia”, se remite al Livorno de la Serie B italiana, club con el que debutó el 7 de septiembre de 2008. Allí, Laurito jugó solo 2 partidos hasta pasar el siguiente año al Venezia, también de la Serie B, con el que jugó otros 6 encuentros, aún sin marcar goles. En agosto del 2009 regresó brevemente a Argentina y se incorporó a Huracán de la Primera División, jugando 11 partidos y anotando su primer gol como profesional a los 19 años de edad. En el año 2010 regresó al club dueño de su pase, Udinese, con el que no volvió a actuar, y finalmente fue cedido en la segunda mitad de la temporada 2010/2011 al Empoli de la Serie B donde jugó 9 partidos anotando un gol.

Ambos jugadores han sido confirmados por la dirigencia del Deportivo Cuenca y estarían arribando a la ciudad de Cuenca entre el domingo de la presente semana y lunes de la próxima.