Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dennys Quiñónez, el líder de Ecuador

Desde chico ya se sabía que iba a ser futbolista. Siempre pedía una pelota de regalo a sus padres. Tan pronto llegaba de la escuela y lo primero que hacía era jugar al fútbol con su padre en el patio. En Guayaquil, hace unos 19 años nació un chico que vino al mundo para ser futbolista. Un chico que lleva el nombre de Dennys Quiñónez o como lo conocen sus compañeros: El Capi.


Publicidad

La vida de Dennys siempre ha girado al rededor del fútbol. Desde pequeño ya pertenecía a equipos barriales. A todos los partidos iba a acompañado de sus más fieles seguidores que no eran otros que el Sr. Dennys Quiñónez Simisterra y la Sra. María Espinoza, padres del joven futbolista que le mostraron su apoyo incondicional en todo momento.

Cuando tenía 12 años militaba en Los Ceibos y fue justamente en ese momento cuando José Luis Tenorio quien lo vinculó al Barcelona de Guayaquil. Con este equipo Quiñónez fue creciendo a pasos de gigante y tuvo un proceso de formación como futbolista que llamó la atención de todos.

Tal es el caso que Dennys vistió la camiseta de la Tricolor cuando apenas tenía 14 años de edad. Participó en el Sudamericano Sub 15 que se llevó a cabo en Brasil durante el año 2007. Desde ese entonces, Quiñónez fue constantemente citado por la Selección de Ecuador de las distintas categorías.

Con el pasar de los años ya sonaba con más fuerza el nombre de Dennys Quiñónez. Pero no fue hasta el pasado 7 de febrero de 2010 cuando el chico que siempre soñó con ser futbolista hizo su debut como profesional. Quiñónez salió como titular ante más de 22.000 espectadores en el estadio Olímpico de Atahualpa, su equipo ganó y por fin logró cumplir su sueño.

Y es que desde aquel 7 de febrero de 2010 todo ha sido extraordinario para Dennys. En el pasado torneo fue el juvenil que más partidos disputó, ya que jugó un total de 35 partidos. Una cifra que obviamente llamó la atención de Sixto Vizuete, quien no dudó en llamarlo para la Selección de Ecuador Sub 20 y lo nombró capitán del grupo.

Ante tanto talento y en tan poco tiempo, a Quiñónez ya lo quieren en Europa. El Villarreal es uno de ellos, equipo donde juega su compatriota Jefferson Montero. Un bonito destino para el ‘Capi’ ecuatoriano y en donde seguramente podría crecer aún más en su carrera como futbolista.

Quiñónez siempre ha jugado como volante de marca, pero en Ecuador lo hace como defensa central y lo ha hecho bastante bien. Ahora en el Mundial Sub 20 de Colombia se enfrentará a Francia en los octavos de final. En el Olímpico Jaime Morón León de Cartagena, seguramente imaginará que está en el patio de su casa, como si fuera un partido más con su padre, el que siempre estará acompañando al ‘Capi’ Dennys a donde quiera que vaya.

Fuente: Goal