Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jefferson Montero, un ídolo en la Macarena políglota

En una ciudad, Sevilla, en la que 2.647 ecuatorianos integran las listas del censo, Jefferson Montero no es un tipo cualquiera. En Macarena Norte, el más racial y políglota de los distritos capitalinos, conviven 1.523 compatriotas del veloz extremo del Real Betis, sin duda un símbolo y un referente en el amplio sector de la población latina.


Publicidad

Es la hora del almuerzo, domingo de agosto y hasta los grillos caminan silenciosos por el asfalto. El mercurio marca 44o y el sol castiga con justicia. Michael Bedoya, gerente del Restaurante Ecuatoriano Pedro Carbo, saluda a sus clientes. Huele a arroz con frijoles y los niños beben refresco de manzana. “Acá Jefferson es un ídolo”, dice Bedoya junto a un zagal de 2 años que luce una casaca del Barça de Guayaquil.

La cesión del interior al cuadro de La Palmera harevolucionado a la comunidad latina en la capital. La cocinera del restaurante, Nancy Palma, residente en la provincia desde 2002, es una rendida admiradora del de Babahoyo. “En su presentación estuvimos para animarle”, advierte mientras recuerda sus platos preferidos. “A Jefferson le encantan el chaulafán -arroz con verduras y carne-, los patacones -plátano frito aplastado en forma de torta- y el arroz con menestra”, comenta orgullosa.

“Ojalá venga a comer aquí antes del derbi. Seguro que le va a dar fuerzas”, dice con una sonrisa socarrona. Bética desde su aterrizaje en Sevilla y del Emelec desde su nacimiento, Palma asegura que asistirá al clásico del 21-A. “Iré, segurísimo. Por el trabajo no he podido hacerme socia, pero ese día estaré con los béticos para darle suerte a Jefferson”, anticipa. Su jefe, Michael Bedoya, añade sin balbucear: “He instalado una pantalla grande para que lo veamos este año todos los ecuatorianos juntos”. “Ganaremos 1-0”, puntualiza.

Si uno camina por Las Avenidas o El Cerezo rápidamente intuye que Montero es una especie de referente. “Le tenemos mucho cariño, él es para nosotros un ídolo, nos ha demostrado que se puede triunfar en Europa”, dice orgulloso Fabián Caicedo, albañil de Macas, una ciudad del oeste de Ecuador e instalado en El Cerezo desde hace 14 años. “Mi hijo -de 7- era del Sevilla, pero desde que ha fichado Jefferson dice que se ha cambiado al Betis”, aclara mientras su vástago golpea un balón.

Espiado

Además de símbolo en la comunidad latina, Montero es un reclamo para los medios de su país. Su presentación fue emitida en directo a través de la web de El Universo -el principal diario de Ecuador- y, nada más aterrizar, la revista Farándula Latina dedicó un amplio reportaje a su incorporación. Integración Radio, que emite en el 88.0 de la FM, es una emisora enfocada hacia el sector latinoamericano con sede en Gines.

Su mentor, Walter Vivanco Torres, había decidido solicitar la acreditación al área de comunicación del Betis para retransmitir los encuentros del once de Pepe Mel. El canon que pretende establecer la LFP impedirá que una voz con acento peculiar invada las ondas cada 15 días en La Palmera. “Pero tendremos un programa semanal dedicado en exclusiva al Betis”, expone a modo de disculpa.

Y en su ciudad natal es un auténtico revolucionario. Ha sido el primer jugador de Los Ríos en militar en un club europeo. Jorge Vasantes, jefe de deportes en Radio VIVA, dice que “acá todos los niños quieren ser como él”. “El Pato Urrutia -que milita en la Liga de Quito, de la Primera División- y él roban el protagonismo al resto de deportistas de la región”, dice.

“En nuestra emisora tenemos dos programas diarios, Punto Deportivo a las 9 de la mañana y VIVA con el Deporte a las 6 de la tarde, y en ambos abrimos o con El Pato o con Jefferson”, indica. “Cuando no le llamaron para ir a la Copa América le dimos duro al DT -el técnico, Reinaldo Rueda-. Jefferson tiene que ir, es el mejor”, explica. “Ganará el Betis el clásico. 1-0. Gol de Jefferson”, vaticina. En Macarena Norte ya sueñan con el 21-A.

Fuente: Fiebre Betica