Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chocho recibió felicitaciones por su actuación en el Mundial

Con flores y aplausos fue recibido ayer el plusmarquista sudamericano de 50 kilómetros marcha, Andrés Chocho. Unas 50 personas, entre deportistas, familiares, dirigentes y representantes de la prensa, acudieron al aeropuerto Mariscal Lamar de Cuenca.


Publicidad

Chocho pisó suelo cuencano a las 12:55, junto con su padre y técnico, Luis Chocho. Él captó la atención de fotógrafos y periodistas por ser el atleta que salvó, de alguna manera, la discreta actuación de Ecuador en el Mundial de Atletismo que finalizó el domingo en Daegu, Corea del Sur.

Con el andarín azuayo también arribaron su médico Marco Chango, así como Mauricio Arteaga y Byron Piedra. Los dos últimos no terminaron las pruebas mundiales de 20 kilómetros marcha y 10 000 metros planos. Piedra evitó dar declaraciones, incluso desistió de asistir a una conferencia de prensa.

Arteaga, en cambio, contó que se retiró en el kilómetro 17 debido a una deshidratación por las altas temperaturas y porque tuvo una contractura muscular. Pero el marchista de 23 años seguirá intentado imponer la marca A (1:22:30) que le permita clasificarse a los Juegos Olímpicos 2012.

Tras un mes de ausencia, Chocho retornó a su ciudad natal con una medalla de bronce obtenida el pasado 18 de agosto en Shenzhen, China, con motivo de los Juegos Mundiales Universitarios. En esa prueba registró 1:24.44 y fue superado por los rusos Andrei Krivvo y Mikhail Rizhov.

También regresó con un récord sudamericano en 50 km marcha (3:52:07). Esa marca le permitió clasificarse a los Juegos Olímpicos del próximo año. Fue el mejor representante de Latinoamérica. Los 10 primeros lugares fueron para los rusos, austriacos, chinos, japoneses y coreanos.

Sus compañeros de la Escuela de Marcha del Azuay llegaron con carteles. Una de las frases decía “tus récords sudamericanos nos hacen grandes. Se referían al impuesto en Daegu y al otro que cronometró en junio pasado en Argentina, donde cubrió los 20 000 metros en 1:20:23.

Andrés Chocho ofreció una conferencia de prensa y allí anunció que su próximo reto son los Juegos Panamericanos que se iniciarán el próximo 14 de octubre en Guadalajara, México. Allí pudiera competir en 20 y 50 km, como un ensayo para los Juegos Olímpicos Londres 2012. Está clasificado en ambas distancias.

Su padre, Luis, adelantó que los mexicanos tratarán de reivindicarse de su deslucida actuación en el Mundial y más en condición de anfitrión. Por eso ya se planifica viajar con tres semanas de anticipación a México para hacer un trabajo de adaptación. Todo dependerá de los resultados que adviertan los controles médicos.

Luis Choco evitó hacer un balance de la participación ecuatoriana y dijo que sus técnicos darán las respectivas explicaciones. Tampoco opinó el presidente de la Federación Ecuatoriana de Atletismo, puesto que se quedó hospitalizado en Queens, Estados Unidos. Él sufrió un principio de coma diabético.

Diego Ferrín se quedó en Quito y Yadira Guamán viajó a Loja.

Fuente: El Comercio